Una joven venezolana que trabajaba como mesera en un bar clandestino en Cusco, Perú, fue brutalmente agredida por un sujeto que minutos antes la había estado acosando sexualmente.

Las cámaras de seguridad del recinto captaron el preciso momento en que, tras salir del bar, el sujeto le lanzó un golpe al rostro, y posteriormente, tomó una silla y la arrojó tres veces contra la venezolana.

Por si eso fuera poco, el hombre lanzó una piedra a la víctima, pero afortunadamente no le cayó.

Testigos de la agresión señalaron que esto habría ocurrido luego que este sujeto empezara a acostarla sexualmente dentro del bar, y luego de que ella se negara, el hombre en estado de ebriedad enfureciera, según lo reseñado por el OJO de Perú.

“Yo me acerqué a ver por ahí porque hacían mucha bulla y vi que la estaban agrediendo. Por eso yo bajé a defenderla porque no había nadie”, señaló una mujer que resguardó a la venezolana del grupo de hombres.

Comments

Comments are closed.