Jorge Sampaoli, el exdirigente del Sevilla FC. que dejó el equipo para aceptar el llamado de dirigir a la Selección de Argentina, rompió el silencio tras su participación en el finalizado Mundial de Fútbol celebrado en Rusia a mediados de año.

Para el nacido en Santa Fé, el tiempo en la selección fue de inmediatez, tempestad y obligación. “Para nosotros y los jugadores no era un juego ya. Pero, ojo, por el gran compromiso que había. Viajábamos a ver a los jugadores, hablábamos mucho con ellos. Fue un trabajo muy duro que no acabó prosperando porque solo había una opción: ser campeones del mundo. Y en esa obligación, ante cualquier adversidad, todo era más complejo. No pudimos disfrutar nunca. La meta era siempre demasiado alta”.

El 28 de abril de 2017 Sampaoli confirma su salida del Sevilla FC hacia la Selección de Argentina. Había llegado al equipo español un año antes, luego de llevar a la selección de Chile a obtener la Copa América 2015, frente a la de Argentina.

El técnico de 58 años considera que durante el Mundial dejó de ser entrenador muchas veces: “Tuve que acercarme a muchos futbolistas para que disfrutasen. No sé, yo creo que preparamos muy bien el Mundial, pero luego la Copa en sí no fue tan buena, obvio. Debíamos tener equilibrio para que la obligación de ganar que tenía el jugador argentino no generara más ansia. Cada partido era casi un sufrimiento. Pero dicho eso, digo que nunca se dejó de entrenar bien, de preparar los partidos a fondo”.

Las declaraciones del técnico argentino fueron ofrecidas al diario deportivo español Marca al que le indicó que se había tomado su tiempo para hablar, pero que en ningún momento se había escondido.

“Necesitaba este momento de análisis para sacar en claro cosas de cara a mi futuro… Simplemente, me tomé un tiempo para profundizar en esa experiencia vivida y para eso quise estar aislado y desmenuzar las cosas. Yo soy una persona que trabaja de entrenador de fútbol. Me alejé de la vida mediática. Pero no dejé de hablar con el mundo del fútbol, ni perdí mi vida social, ni dejé de ir al cine, ni de irme a tomar un café a un bar. Y nadie cara a cara me criticó, al contrario”, aclaró Sampaoli.

El que también fuera técnico del Sporting Cristal peruano, piensa que la Selección Argentina “necesita un proceso, por todo lo que pasó hasta ahora. Y los procesos no se quiebran, se corrigen. Para el próximo Mundial o Copa América hacen falta organización, confianza ilimitada y saber que todo requiere un proceso. Es decir, si no se gana la Copa América, hay que mantener el proceso, no romperlo. Ya basta de esta locura de que si no ‘ganás’, ‘sos’ un perdedor. Y no es así: si se cree, se puede ganar aunque sea más tarde. Pero hay que creer”.

Y agrega Sampaoli: “Para generar grandes cambios, así como en la sociedad, se necesita respetar procesos. Si no, va a ser muy complejo todo. Imagínese a Messi, que viene de una estabilidad muy grande en su club de España. Allí maneja los tiempos… y llega a su país, Argentina, y tiene que ganar como sea, con una histeria colectiva muy grande. Así no se puede. Y si no gana, sabe que se le vienen muchas críticas. Así no se puede ni jugar ni disfrutar”.

Antonio Calderón / Con información de Marca.com
@AJCalderonL

Comments

Comments are closed.