El buque hospital USNS Comfort, perteneciente a la Armada de Estados Unidos, parte este jueves hacia Sudamérica y Centroamérica, donde prestará asistencia a refugiados venezolanos desplazados a Colombia, Ecuador, Perú y Honduras.

“La misión está diseñada para aliviar la presión de los sistemas médicos de esos países, sobrecargados por la migración”, explicó hoy el capitán William K. Shafley, comandante de la misión.

En rueda de prensa telefónica, descartó no obstante que el foco del despliegue sean exclusivamente los venezolanos que han salido de su país ante la crisis humanitaria. “Vamos a tratar a pacientes necesitados durante una misión de 71 días, no a nacionalidades específicas”, dijo Shafley.

La región atraviesa una crisis migratoria provocada por el éxodo de decenas de miles de venezolanos ante el desastre humanitario en su país, que lleva ya años sufriendo una crisis política y económica.

Según la ONU, 2,3 millones de personas han abandonado Venezuela desde 2014. Colombia es el país que más venezolanos ha recibido: por encima de un millón, según las estimaciones.

En agosto, el secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, se reunió en Bogotá con el presidente Iván Duque y acordó el envío del barco. “Es una misión humanitaria”, dijo Mattis tras ese encuentro. “No vamos a enviar soldados, vamos a enviar doctores”.

Tras aquel anuncio, el Gobierno de Nicolás Maduro anunció la llegada de un buque hospital chino a su costa. El capitán Shafley dijo hoy a los periodistas que la misión estadounidense no está en contacto con la china. “Todo el que esté proveyendo asistencia es bienvenido”, añadió.

El USNS Comfort, con capacidad para un millar de pacientes, partirá el jueves de la estación naval de Norfolk, en el estado de Virginia, y atracará en puertos de Ecuador, Perú, Colombia y Honduras. En cada una de esas paradas estará entre cinco y siete días. La previsión es tratar a 750 personas diariamente. Las fechas exactas en cada lugar las dará la Armada según se vaya acercando el buque.

En Colombia parará en los puertos de Riohacha, en La Guajira, y Turbo, en Antioquia.

En el barco trabajarán más de 200 médicos, enfermeros y técnicos, tanto estadounidenses como de los países anfitriones, en cooperación con cuyos Gobiernos se lleva a cabo esta misión.

Es la sexta ocasión que el USNS Comfort presta asistencia médica en la región. En él hay quirófanos, servicios radiológicos, laboratorio, farmacia y un banco de sangre. Tiene además un helipuerto habilitado. DPA

Comments

Comments are closed.