Un tribunal confirmó hoy el procesamiento (acusación formal) de la senadora y ex presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) y sus hijos, Máximo y Florencia, por los delitos de lavado de activos y asociación ilícita, informaron fuentes judiciales.

La decisión fue tomada por los jueces integrantes de la Sala I de la Cámara Federal de Justicia, que respaldó un dictamen hecho público el 14 de mayo pasado por el juez federal Julián Ercolini, quien a partir de ahora podrá elevar el caso a juicio.

El fallo judicial corresponde a la causa llamada Hotesur, la empresa propiedad de los Kirchner que opera diversos hoteles situados en el sur del país, indicó el diario “Clarín”.

Según la investigación, Hotesur supuestamente alquilaba  habitaciones, que no habrían sido ocupadas realmente, a compañías  vinculadas al empresario Lázaro Báez, allegado a los Kirchner, en lo que se estima podría haber sido un pago de sobornos y operaciones de lavado de dinero.

El procesamiento confirmado hoy por la Cámara también alcanzó a Báez, arrestado desde 2016, y su hijo Martín; al socio de Máximo Kirchner Osvaldo Sanfelice; al detenido ex contador de la familia Kirchner Víctor Manzanares, y a Romina Mercado, sobrina de la ex presidenta, entre otros.

La Cámara Federal también ratificó los embargos que había decidido el juez Ercoloni a los procesados por hasta 800 millones de pesos (unos 20 millones de dólares) cada uno.

Fernández de Kirchner, senadora por la opositora Unidad Ciudadana, enfrenta varias causas judiciales en su contra por presuntas irregularidades durante su mandato como jefa de Estado. Por algunas de ellas será enjuiciada. DPA

Comments

Comments are closed.