El diputado a la Asamblea Nacional (AN), Rafael Veloz, señaló este lunes que en Venezuela el inicio de clases “era una alegría y se convirtió en una gran incertidumbre“.

Asimismo, indicó en una entrevista exclusiva a Sumarium Radio que “los programas de alimentación no están llegado” a las escuelas públicas y dijo que el 30% de los estudiantes del país “son atendidos por el sector privado” mientras que el otro 70% por las escuelas públicas.

En cuanto a lo expresado por el presidente Nicolás Maduro sobre el aumento de 7% de la escolaridad en comparación al año pasado, precisó que esa cifra “va en contra sentido de la realidad, hay constancia de que 400 escuelas privadas fueron cerradas, 102 escuelas son refugios de familias damnificadas y la diáspora está calculada en 4.500.000″.

Aseveró que Maduro “no puede seguir engañando a las personas, no solo en el tema educativo, sino en el agroalimentario y económico. La pobreza ha ocupado casi el 90% de la familia venezolana. La clase media que acostumbraba a enviar a sus hijos a los colegios privados ha sido empujada al cinturón de la pobreza“.

El parlamentario apuntó que para el mes de septiembre se estima que el 60% de la fuerza del salario “se va a perder”. “El malabarismo económico de llevar el salario de 5 millones de bolívares fuertes a 180.000.000 bolívares fuertes (1.800 bolívares soberanos) es un espejismo, un fraude que este sistema provoca en la familia venezolana”.

Puntualizó que las mensualidades de los colegios privados oscilan entre los 200 y 500 bolívares soberanos, del cual el 80% de ese dinero que entra a las instituciones educativas privadas va dirigido a los maestros. “Venezuela está paralizada por este trauma económico“.

Panorama complicado

Sobre el panorama económico de Venezuela, Veloz aseveró que es “complicado”, puesto que “no hay país del mundo que haya subsistido a la hiperinflación“.

Resaltó que “las medidas económicas no están atacando la hiperinflación” y añadió que economistas estiman que “en menos de un año haya una nueva reconversión monetaria“.

“Nuestro Producto Interno Bruto (PIB) actualmente es el mismo que tenía el país en 1989. Tenemos cinco años cayendo”, agregó al tiempo que precisó que no cree que los venezolanos “aguanten la situación actual del país”.

Expresó que “el voto es la única arma para el cambio político, cerradas las puertas para los procesos electorales para el cambio político, el motor de cambio debe seguir siendo la protesta“.

“Este sistema de Nicolás Maduro está profundamente dividido, Nicolás Maduro y los altos funcionarios podrán evadir la justicia venezolana, pero no podrán evadir la justicia internacional“, sumó.

Enfatizó que “falta un factor para el quiebre del sistema y es la protesta“. “Se trata de que Venezuela está movilizada. Durante el mes de agosto hubo más de 500 protestas”, expresó.

Comments

Comments are closed.