Trabajadores venezolanos insisten en que su nuevo ingreso mensual, equivalente a medio Petro, no les alcanza para satisfacer sus necesidades. Aseguran que la hiperinflación, se come los pocos productos de la cesta básica que ellos pueden adquirir.

De acuerdo con un trabajo publicado por el portal web Crónica Uno, las cifras inflacionarias son cada vez más alarmantes.

Según la investigación, en agosto la tasa de inflación se ubicó en 223,1%, de acuerdo con los cálculos de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional. El alza diario de los precios fue de 4%.

Por su parte, el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FMV), informó que durante ese mes la canasta básica familiar sufrió un incremento de 79% con respecto a l mes de julio.

Sin embargo, el presidente de la República, Nicolás Maduro, afirmó que con el nuevo salario, los venezolanos desbordan los supermercados comprando luego de la implementación de las medidas económicas.

“Ahora, con el salario petrolarizado, la gente sale los fines de semana y desborda los supermercados y abastos de Venezuela comprando”, expresó el jefe de Estado.

No obstante, la realidad es que, detrás de las medidas económicas del gobierno, se encuentra la eliminación de beneficios y de conquistas laborales.

Trabajadores públicos aseguraron que, anteriormente, cobraban un porcentaje de prima por antigüedad y de profesionalización, pero que ahora han quedado cobrando como un personal nuevo ingreso, lo que significa una desmejora notable.

“Yo cobraba 60 % y ahora 30 % como prima de antigüedad. Con el argumento del ajuste del salario, el Gobierno eliminó las conquistas de los contratos colectivos, de las convenciones y de las luchas propias que hemos hecho los sindicatos”, dijo Sifontes, trabajadora de Inparques.

Manifestaron que también perdieron el beneficio de las prestaciones sociales y el bono de alimentación.

Comments

Comments are closed.