El presidente Nicolás Maduro afirmó que la oposición venezolana “pagaría bien caro” cualquier intento de tomar el poder por la fuerza.

“¿Lo vamos a permitir? (…) juro por Dios que ( la oposición) lo pagaría bien caro. Si se atrevieran a romper las reglas constitucionales de convivencia y de vida democrática en el país, lo pagarían muy caro”, expresó Maduro durante el acto de clausura del IV Congreso del Psuv.

Maduro sostuvo que en el país hay una oposición “no dialogante, no política que es dominante en las cúpulas de dirección”; y por esta razón, remarcó, las voces que han estado dispuesta al diálogo al final ceden porque “viene una orden del norte, o de Bogotá”.

“Lo que tú quieras, yo lo quiero ,oposición”, manifestó el jefe de Estado al tiempo que aseguró que por dónde lo busquen lo van a encontrar.

Dijo que la dirigencia opositora representa a una “derecha colombianizada, en la peor acepción de colombianizada”; y fustigó a los dirigentes Julio Borges, Henrique Capriles, Henry Ramos Allup y Henri Falcón.

De Borges insistió en que “maneja los recursos del financiamiento de la ultraderecha, participa en todas las conspiraciones” contra Venezuela y “es responsable ante la justicia y la historia del intento de asesinatp político” en su contra en agosto pasado.

En este sentido, llamó al chavismo a “estar preparados” para garantizar la continuidad de su proceso “en cualquier escenario”; y defender al país del “fascismo” opositor.

“Debemos consolidar al máximo nivel el socialismo bolivariano (…) para 2025 Venezuela totalmente libre, soberana y socialista“, remarcó.

Comments

Comments are closed.