Una explosión y un incendio arrasaron la refinería de petróleo más grande de Canadá el lunes, en lo que la compañía propietaria llamó un “incidente importante”.

“Podemos confirmar que un incidente importante ocurrió en nuestra refinería en St. John esta mañana”, dijo la compañía Irving Oil en un tuit.

El incendio en la refinería canadiense de Irving Oil está “estabilizado” y cuatro personas sufrieron heridas leves, dijo Mike Carr, jefe de bomberos de Saint John, en una conferencia de prensa por la tarde.

Antes, otro tuit de la compañía había indicado que “muchos empleados contratados fueron atendidos por lesiones potencialmente mortales”.

La firma declaró que “todos sus empleados y trabajadores contratados que trabajan en el sitio habían podido ser contabilizados”.

Un funcionario del Departamento de Emergencias de New Brunswick, Geoffrey Downey, citado por Radio Canadá, dijo que solo se han reportado lesiones menores por el momento.

Un funcionario de la compañía, Kevin Scott, dijo en rueda de prensa que el incidente ocurrió en una unidad de tratamiento de diesel.

“Creemos que hubo una explosión, de acuerdo con la información recopilada y luego un incendio”, dijo agregando que la unidad fue detenida de inmediato.

Se cerró toda la refinería como medida de precaución, dijo Scott, al agregar que era demasiado pronto para reiniciar su operación y que la causa del accidente debía determinarse de antemano.

Llevó varias horas atravesar el fuego, que ahora está “mayormente controlado”, pero los equipos de seguridad continúan monitoreando la unidad donde ocurrió el accidente, dijo.

Había cerca de 3.000 personas en el sitio en el momento de la explosión, aunque el lunes es día festivo en Canadá, pero estaba en marcha una importante operación de mantenimiento que movilizó a unas 2.500 personas.

Las imágenes publicadas en las redes sociales mostraron llamas intermitentes y una columna de humo negro que se elevaba desde la refinería, la más grande del país, con una capacidad de producción de 300.000 barriles de productos refinados por día.

Rob Beebe, quien vive cerca de la refinería situada en New Brunswick, en el este del país, dijo a Radio Canadá que sintió que su casa temblaba, seguido de una explosión.

Estamos evaluando activamente la situación en este momento y compartiremos más información cuando esté disponible”, dijo la compañía. AFP 

Comments

Comments are closed.