La pesista venezolana Katherine Echandia dejó atrás el mito que los abanderados del país en competencias olímpicas no tienen suerte en la misma.

La abanderada de Venezuela en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, conquistó, en el primer día de acción, la medalla de oro en los 44 kilogramos, en una actuación en la que estuvo cerca de igualar el récord mundial juvenil.

La criolla, líder del ranking mundial en su categoría, levantó 72 kilos en arranque y otros 90 en envión para terminar con 162 kilos en la plataforma y ganar el segundo oro de la jornada para Venezuela, tras el conquistado por la judoca María Giménez.

“Me dijeron que ser la abanderada tiene una maldición pero yo dije que no, dije que iba a dejar a Venezuela en lo alto y así fue”, declaró a los medios, acreditados en Buenos Aires, después de la prueba.

A la criolla la escoltó la vietnamita Thi Thu Niguyen (147 kg) y la turca Nida Kabasakal (138 kg).

Ya con la medalla asegurada, Echandia intentó cargar 93 kilos en su último intento para igualar el récord mundial juvenil en los 44 kilos, que desde 1992 está en manos de la norcoreana RI Song Gum, de acuerdo con datos de la Federación Internacional de Halterofilia.

Sin embargo, el público rompió en gritos y aplausos para celebrar la actuación de Echandia, una joven de 17 años y 1,40 metros de altura.

“Le dedico esta medalla a Venezuela, a mi familia, entrenadores y todos los que creyeron en mi. Estaba muy nerviosa, pensé que tenía que lograr todos los movimientos para lograr el oro y eso fue lo que hice”, celebró desde el Pabellón Europa, uno de los recintos del Parque Olímpico.

En las tres ediciones de los JJ.OO de la Juventud, es la primera vez que Venezuela consigue dos medallas de oro. Esta vez lo consigue en el mismo primer día de competencia.

Agencias

Comments

Comments are closed.