Al menos 12 personas murieron por un sismo de magnitud 5,9 que sacudió la noche del sábado la costa noroeste de Haití, anunciaron las autoridades.

El portavoz del gobierno haitiano Eddy Jackson Alexis dijo a la AFP que hasta el momento se ha reportado la muerte de 11 personas, y explicó que fue conformado un grupo de crisis para responder a la emergencia.

El sismo ocurrió a las 20H10 locales (00H10 GMT del domingo), tuvo una magnitud de 5,9 y su epicentro se situó unos 19 kilómetros al noroeste de la ciudad costera de Port-de-Paix, según el Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS).

Una célula de crisis, integrada por varios ministerios, fue activada “con el fin de coordinar de manera conjunta las respuestas de urgencia necesarias”, tuiteó el primer ministro de Haití, Jean-Henry Céant.

De su lado, el presidente Jovenel Moise urgió en Twitter a los haitianos a “permanecer en calma”, y dijo que las autoridades locales y regionales se encontraban asistiendo a los afectados.

“El sistema de gestión de riesgos y las direcciones regionales de Protección Civil están en alerta”, escribió Moise.

Imágenes de casas con muros quebrados y de edificios parcialmente destruidos circulan en las redes sociales, sin que AFP pudiera confirmar inmediatamente su autenticidad.

El departamento más pobre

Más temprano, en un primer comunicado la protección civil haitiana había dicho que “los heridos están siendo llevados y atendidos en los hospitales del departamento (Noroeste)”, al reportar únicamente personas lesionadas, en muchos casos en medio de “las escenas de pánico que generó la sacudida”.

Dos ligeras réplicas se sintieron en la costa noroeste del país, añadió la protección civil, que indicó también que no fue emitida ninguna alerta de tsunami.

En el departamento Noroeste, el más pobre del país, hay muchas zonas aisladas debido a la ausencia de vías en buen estado. Port-de-Paix es la capital regional.

El temblor de varios segundos se sintió también en la capital Puerto Príncipe, trayendo a la mente de sus todavía traumatizados habitantes los recuerdos del sismo que arrasó la ciudad y sus alrededores en 2010.

El 12 de enero de 2010, un temblor de magnitud 7 en la escala de Ritcher causó la muerte de más de 200.000 personas, dejando heridas a otras 300.000.

Más de un millón y medio de personas quedaron en la calle tras esa catástrofe, que dejó daños que fueron avaluados en 120% del PIB nacional.

Las estructuras y la organización del Estado haitiano quedó muy golpeada por la catástrofe. Al cabo de tres días, fue declarado el estado de urgencia en todo el país por un mes. Muchos edificios quedaron destruidos, entre ellos el Palacio Nacional y la catedral Notre-Dame de Puerto Príncipe.

Un nuevo sismo de magnitud 5,2 sacude Haití

Por otro lado, un nuevo sismo de magnitud 5,2 se registró hoy en el noroeste de Haití en menos de 24 horas después de que un movimiento telúrico de magnitud 5,9 sacudiera el país, causando al menos 12 muertos y 188 heridos, según reportes oficiales preliminares

El nuevo sismo tuvo su epicentro muy cerca del anterior, concretamente a 16 kilómetros de Port-de-Paix, noroeste del país, con una profundidad de 10 kilómetros, a las 16.11 hora local (20.00 GMT), según informó en su página web servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, siglas en inglés).

El nuevo movimiento telúrico se sintió en la capital haitiana, en varios departamentos del país así como en varios puntos de República Dominicana, según se informó en las redes sociales.

Tras el terremoto de ayer se han registrado varias réplicas, la última de ellas de 5,2 lo que ha causado nuevamente escenas de pánico en Port-de Poix, Gros Morne, y Cabo Haitiano y que decenas de personas abandonaran sus viviendas y salieran a las calles.

El presidente de Haití, Jovenel Moise, y otras autoridades se desplazaron hoy a las zonas más afectadas por el terremoto registrado la pasada noche para asegurarse de que el “aparato estatal esté totalmente movilizado para ayudar a las víctimas”.

Equipos médicos también llegaron esta mañana a Port-de Paix y Gros Morne, donde hay mayor número de víctimas y daños y el Ministerio de Defensa anunció que 100 militares de las nuevas fuerzas armadas, que han recibido formación en Ecuador, se dirigen al área más castigada por el sismo, cuyo acceso es difícil debido a las deficientes infraestructuras.

El epicentro del terremoto de ayer se registró en la costa noroeste a 20 kilómetros al norte de Port-de-Paix y a 175 kilómetros de la capital, Puerto Príncipe, a una profundidad de 15,3 kilómetros, a las 20.11 hora local (00.11 GMT).

Este terremoto es uno de los más fuertes que ha afectado a Haití tras el del 12 de enero de 2010 de magnitud 7, seguido de tres réplicas superiores de magnitud 5, que causó más de 300.000 muertes, similar número de heridos, unos 1,5 millones de damnificados y la casi total destrucción de su capital, Puerto Príncipe.

Agencias.

Comments

Comments are closed.