Ramón Blanco, un español residenciado en Venezuela desde el año 1970, aseguró a sus 84 años de edad, que volvería a la ciudad de Galicia para participar en la Carrera Montes de Viveiro.

“Soy campesino, por eso disfruto en el campo y, sobre todo en la montaña. Cuando era un crío, con 13 o 14 años, ya subía con frecuencia al monte San Roque, en Viveiro, con mis amigos”, contó el octogenario que espera participar junto a otros 700 atletas en el evento.

El hombre prevé participar en la carrera más larga, de 42 kilómetros, por lo que indicó que espera arrancar cuatro o cinco horas antes para alcanzar la meta antes de que se “apague el bullicio” en la Praza Maior.

“Y si tengo que retirarme antes, lo haré sin problema”, aseveró el adulto mayor, que alega es un honor volver a competir en su país natal.

Blanco, quien tiene el honor de ser el alpinista de más edad en coronar el Everest y con un currículo deslumbrante el que figuran, entre otras hazañas, infinidad de expediciones a cumbres de más de 3.000 metros y otros dos ochomiles además del mítico pico del Himalaya, afirmar estar orgullo de su recorrido.

“De todas y cada me siento orgulloso, pero recuerdo con especial emoción la primera subida a una gran montaña, que fue en México y yo solo, sin ayuda. Empecé a seguir las huellas y llegué al cráter”, cuenta con nostalgia el experimentado alpinista protagonista de infinidad de documentales, según lo reseñado por La Voz de Galicia.

“Prácticamente todos los días salgo a correr, no a andar, a las cuatro de la mañana. Entreno alrededor de una hora”, contó el hombre que se ejercita en los alrededores de la urbanización privada en la que vive en Caracas, debido al peligro que representa ejercitarse en la montaña.

“Claro que me gustaría entrenar en la montaña, pero con la inseguridad que hay es imposible”, concluyó.

Comments

Comments are closed.