La fotografía muestra a decenas de mujeres desnudas, de espaldas, en una aglomeración masiva. Es una de muchas imágenes difundidas en las redes sociales de Brasil en estos días, varias acompañadas de mensajes como “¿Y usted cree que el que denigra la imagen de las mujeres es Bolsonaro?“.

Su intención estaba clara: hacer campaña por el ultraderechista Jair Bolsonaro, el candidato que lidera los sondeos para las elecciones presidenciales brasileñas de este domingo. La foto fue compartida en Facebook tras la masiva movilización de colectivos de mujeres contra Bolsonaro, acusado de promover un discurso político misógino, xenófobo y hostil con las minorías sexuales.

Noticia falsa

La información en torno a las mujeres desnudas, sin embargo, es falsa, determinó el proyecto de colaboración periodística “Comprova”, que reúne a 24 medios locales que luchan contra la difusión de las llamadas “fake news”. La imagen original fue hecha en Australia, hace casi 17 años, investigó el portal.

Al igual que miles de otros montajes, la foto consiguió, sin embargo, posiblemente en parte su efecto: desacreditar a los candidatos y los votantes rivales. Aunque aún no hay datos concretos sobre el alcance real, la percepción es que la difusión de noticias falsas en Internet, sobre todo a través de los teléfonos móviles, se disparó en los días finales de campaña.

“Estamos combatiendo una ola de noticias falsas y mentiras en Internet muy grande”, se quejó el segundo candidato mejor ubicado en las encuestas, el izquierdista Fernando Haddad, favorito para pasar con Bolsonaro a una segunda vuelta a fin de mes.

Sólo hoy recibimos más de 15.000 denuncias, para que se hagan una idea del tamaño del estrago“, protestó Haddad frente a periodistas en la madrugada del viernes.

Clave para la difusión de contenidos engañosos es en los últimos días el servicio de mensajería instantánea Whatsapp.

En Brasil, el 48 por ciento de la población usa Whatsapp para compartir y hablar de noticias“, constataba un estudio de la Universidad Federal de Minas Gerais recientemente.

“Actualmente, hay preocupaciones serias de que esa plataforma puede convertirse en un terreno fértil para grupos interesados en diseminar desinformación”, advirtió la universidad.

Según un estudio del instituto de demoscopia Ipsos realizado entre junio y julio en 27 países, el gigante sudamericano es la nación con el mayor número de personas que reconocen haber creído inicialmente una “noticia falsa”, el 62 por ciento.

El contexto brasileño es muy favorable a la difusión de ‘fake news’ debido a la caída de la confianza en las instituciones“, consideró al respecto el director de Ipsos, Danilo Cersosimo, en una entrevista con el diario “Estado de Sao Paulo”.

Las elecciones del domingo son consideradas las más inciertas en Brasil debido al grave descrédito de las instituciones democráticas por los escándalos de corrupción de los últimos años, que han favorecido sobre todo el discurso “antisistema” de Bolsonaro.

Los que más se informan en Whatsapp

Según la última encuesta de la empresa Datafolha, en las que Bolsonaro alcanza el 32 por ciento de los votos, los seguidores del ultraderechista son los que más se informan sobre política vía Whatsapp (un 60 por ciento). Entre los votantes de Haddad (22 por ciento de la intención de voto), lo hace el 38 por ciento.

Las estadísticas explican posiblemente por qué muchas de las noticias falsas que proliferaron durante la campaña fueran favorables a Bolsonaro, aunque también hubo muchas contra él.

Si la izquierda vence la elección, las empresas echarán a un millón de personas“, rezaba uno de los contenidos compartidos en estos días. “Si Haddad gana, los niños se convierten en propiedad del Estado desde los cinco años”, alertaba otra. “Les están dando títulos de electores a los refugiados venezolanos para que puedan votar“.

Contra Bolsonaro se difundieron muchas noticias falsas el 6 de septiembre, el día en el fue apuñalado durante un acto político. En ellas, varias personas se hacían eco de diferentes teorías conspirativas relativas al ataque: “¿Por qué el cuchillo que le clavaron no salió manchado de sangre? ¿Lo operan sin guantes? ¿Está sonriendo junto a los médicos?”

En el último tramo de la campaña, y debido a la creciente proliferación de “fake news”, el diario “O Globo” dedicó una sección a comprobar la falsedad o veracidad de las publicaciones políticas en redes sociales.

En total, fueron desmentidas 48 noticias por el diario, la gran mayoría en los últimos días, aunque la cantidad de “fake news”
difundidas, algunas de ellas muy elaboradas, fue altamente superior.

DPA

Comments

Comments are closed.