Amanda y Joben Barkey son una pareja de estadounidenses casados que tienen 4 hijos y mantienen una vida activa dentro de su comunidad en la ciudad de California, EEUU.

Según reseñó Infobae, durante el verano de este año, alojaron a un niño colombiano huérfano en su casa. La felicidad los invadió, pero cuando al menor le tocó regresar a su nación sintieron un vacío.

El menor se llama Sebastián, tiene 11 años de edad y no tiene familia biológica. Llegó a California con ayuda de la organización de caridad Kidsave, la cual se encarga de llevar a niños que pueden ser adoptados por familias norteamericanas.

Los procesos de adopción en Colombia son bastantes costosos, así como estrictos. La familia Barkey comenzó con el trámite pero no estaba segura de poder cumplirlos con todas las condiciones, por lo que no ilusionaron a Sebastián.

El momento de la despedida fue conmovedora, dado que hubo llanto de parte y parte. Sin embargo, un video que se hizo viral en las redes sociales de una reunión familiar en donde Amanda y Joben les preguntaron a sus hijos qué les parecía agregar a un integrante más a la familia.

Ante eso, los hijos de la pareja estuvieron de acuerdo. Llamaron a Sebastián para decirle la noticias y preguntarle si estaba de acuerdo en integrar el grupo familiar, a lo que él respondió que sí.

Ahora los Barkey recaudarán fondos para pagar el traslado del joven hacia Estados Unidos, así como pagar los trámites de adopción en Colombia.

Comments

Comments are closed.