El ultraderechista Jair Bolsonaro volvió a crecer en la intención de voto en la recta final de la campaña para las elecciones presidenciales de Brasil y alcanzó el 35 por ciento de las preferencias, según el último sondeo publicado hoy.

A cuatro días de los comicios, Bolsonaro le saca con ello 13 puntos de ventaja al izquierdista Fernando Haddad, que obtuvo el 22 por ciento de los apoyos en el estudio de la encuestadora Datafolha.

El sondeo confirmó la creciente polarización en los días finales de campaña, así como la tendencia al alza de la candidatura de Bolsonaro, que sumó apoyos pese a las fuertes protestas contra él organizadas el fin de semana.

El exmilitar de 63 años, criticado por su discurso populista y por sus comentarios misóginos y racistas, empezó a subir en las encuestas tras ser víctima de una puñalada a comienzos de septiembre, e impulsado también por el despegue de Haddad en los sondeos.

Haddad fue designado en septiembre como candidato del Partido de los Trabajadores (PT) en sustitución del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, inhabilitado para postular porque cumple una condena a 12 años de cárcel por cargos de corrupción.

Haddad consiguió atraer a muchos de los votantes de Lula, muy popular entre las clases muy pobres, pero al mismo tiempo creció el repudio a su candidatura.

Varios analistas consideran que el fuerte rechazo de muchos electores al PT, implicado en varios de los escándalos de corrupción de los últimos años, impulsó en estos días a Bolsonaro.

El exmilitar y Haddad son al mismo tiempo los candidatos que más resistencias encuentran entre los votantes. Según Datafolha, el 45 por ciento de los brasileños declara que no votaría de ninguna manera por Bolsonaro, mientras que el 40 por ciento rechaza a Haddad.

Se espera que la elección se resuelva en una segunda vuelta el 28 de octubre entre esos dos candidatos. Datafolha da para ese escenario una situación de empate técnico.

La encuesta se realizó con una muestra de 10.930 electores los días miércoles y jueves y admite un margen de error del 2 por ciento.

Las elecciones del domingo son consideradas como las más inciertas en Brasil desde el final de la dictadura en 1985, debido al auge de la ultraderecha y el hartazgo de muchos ciudadanos con la clase política por los casos de corrupción de los últimos años. DPA

Comments

Comments are closed.