Nos levantamos temprano, para desayunar e irnos a toda prisa al trabajo, para evitar el tráfico y múltiples cosas que se presentan en el camino. Pero desde muy pequeños nos han repetido la frase “el que algo quiere, algo le cuesta“, y todo sea por prosperar en la vida, por obtener bienes materiales o simplemente satisfacción personal y profesional.

Sin embargo, Aritz Urresti, experto en técnicas de mejora de la productividad profesional y personal, dice que “definitivamente tenemos equivocado el tiempo. La fórmula aceptada, la que nos han vendido, es que éxito es igual a un buen trabajo y mucho dinero. Pero el éxito real se basa en el equilibrio entre las seis áreas cruciales de la vida: salud, familia, profesión, formación y los planos social y espiritual”.

Por su parte, Julio García Gómez, quien es experto en habilidades de comunicación y coach de directivos, coincide con lo descrito por Urresti, y que además afirma que la clave del éxito radica en la combinación entre la autoafirmación y la admiración de los demás, reseñó El País de España.

No descansar nos convierte en esclavos

Las psicólogas Colombo y Cifre, exponen en su estudio sobre la importancia de recuperarse de las jornadas de trabajo, y que la lectura, las reuniones sociales, la actividad deportiva o simplemente disfrutar un día de campo, pueden mejorar la salud física y mental, combatiendo el estrés y el agotamiento.

Otra investigación realizada por Srini Pillay, experto en salud, añade que la concentración excesiva conduce al cerebro a un estado de extenuación que puede conducir a la pérdida de control.

Como nos han engañado

Urresti, asegura que hemos asumido como cierto el ejemplo de éxito que nos han planteado, “la imagen del triunfador que tantas veces hemos visto en el cine o la televisión y que el sistema refuerza al situar el dinero como el eje de casi todo lo importante”.

Comments

Comments are closed.