El alcalde de Maracaibo, Willy Casanova, aseveró que todos aquellos ciudadanos que estén ejerciendo el comercio informal, deberán buscar “otro mecanismo de poder adquisitivo que cumpla con las normas establecidas dentro de las ordenanzas municipales y que sea para el beneficio tanto para los comerciantes como para los consumidores”, con la finalidad de erradicar a los comerciantes indocumentados en la zona.

Asimismo, instó a los comerciantes a evitar el desplazamiento hacia otras zonas o calles de la ciudad, puesto que “donde quiera que se ubiquen dentro de los espacios públicos, sus tarantines serán demolidos“.

En cuanto a los extranjeros indocumentados en el área, el dirigente indicó que todos pasarán por el sistema biométrico, aplicado por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), para comprobar la identidad de los dueños de los locales formales dentro de la ciudad.

Quienes estén indocumentados serán repatriados a sus territorios de origen, para evitar la economía informal y la vinculación de mafias paramilitares que se quisieron apoderar de la economía en el estado. Lo dije en la campaña: háganme Alcalde y les devolveré la ciudad”, sentenció, según lo reseñado por Panorama.

En otra instancia, Casanova también anunció que en los próximos días darán un “golpe certero” contra aquellos ciudadanos que se dedican a la reventa de gasolina entre la frontera con Colombia.

Comments

Comments are closed.