Habitantes de Vargas tienen que soportar el calor, además de una mala alimentación, y realizar largas caminatas ante la falta de transporte, lo cual les ha provocado desmayos, según reseña el diario La Verdad de Vargas.

“El fuerte sol y una pobre alimentación nos atacan cuando nos toca caminar desde Catia la Mar hasta Playa Grande o al Urbanismo Hugo Chávez. Una vez me desmayé porque estaba mareada y cansada. Era mediodía”, narró Carolina Ruiz.

Otra transeúnte, Johali Ordaz, indicó que a veces paga el servicio de mototaxi para evitar la caminata. “No es largo, pero las condiciones no son buenas para caminarlo todos los días”, aseguró. Los motorizados cobran hasta 5 soberanos, 4 más de lo que cuesta un pasaje normal.

Ordaz comentó que “no todos los días” paga por una mototaxi, lo hace cuando tiene bolsas en las manos y así evita estar más de dos horas en la parada o caminar.

La otra situación con la que tienen que lidiar los habitantes de esa zona es con los ladrones. Se han presentado situaciones en las que les arrebatan las carteras y bolsas a cualquier hora del día.

“En la noche el riesgo es más alto porque no hay suficiente luz y la acera queda oscura por las matas. Hay que caminar rápido y con ojos en la espalda”, indicó Yohali Sosa, quien para evitar ser víctima del hampa ha tenido que pagar con comida.

“Nos gustaría que entendieran que todos los sectores necesitamos atención en cuanto al transporte”, añadió Sosa.

Comments

Comments are closed.