El concejal español por el Ayuntamiento de Alcañiz, Joaquin Galindo, presentó su carta de renuncia este jueves tras unas polémicas declaraciones que dio en días pasados durante un debate sobre la libertad de elección educativa.

“Cuando tenía 15 años y mi mujer trece o catorce, ella iba con el uniforme de faldita gris de las Anas y nunca me ha excitado más que en aquella época, fíjese si me gustan los uniformes de las monjas”, dijo Galindo durante el debate, lo cual causó disgusto y malestar entre las mujeres presentes.

Una de ellas, la concejal, Berta Zapater, le manifestó que se había sentido “muy ofendida” por sus palabras, reseñó El Heraldo.

Sin embargo, Galindo terminó por cavar su tumba y añadió: “Si yo tocaba el culo a mi mujer, lo hacía porque ella me dejaba y a ella le gustaba que le tocara el culo”.

Su grupo político, Ciudadanos, abrió ayer “un expediente disciplinario con suspensión de militancia” a Galindo “ante las lamentables declaraciones realizadas en el pleno municipal”, indicaba el partido desde Madrid, añadiendo que “rechaza las palabras de Galindo contrarias a los valores de Ciudadanos”.

Comments

Comments are closed.