La alcaldía del municipio colombiano de Pamplona en el departamento Norte de Santander, clausuró el albergue que recibía de los caminantes venezolanos en el barrio la Chíchira. “Por asuntos de sanidad y de invasión de espacio público”.

De acuerdo con el diario La Opinión de Cúcuta, el cierre del refugio se debe a una demanda interpuesta por el por los directivos de la Junta de Acción Comunal, en la cual alegaron “invasión del espacio público” y de la “vía de acceso al barrio” por parte de los inmigrantes.

Asimismo, demandantes arguyeron sobre “problemas de sanidad” que se genera en el sector debido a la presencia constante de los extranejos. Igualmente plantearon “temores” por la posible llegada de más personas, lo que supuestamente “generaría problemas de inseguridad”.  

“Consideramos que también es inhumano que estas personas deban quedarse en ese sitio, habiendo otras alternativas más dignas para los hermanos venezolanos que están en esa situación”, indicaron dirigentes comunales al Alcalde, Reinaldo Silva.

Por su parte, después de analizar la situación que se presenta en el barrio, gobierno municipal tomó la decisión de aceptar la petición y cerrar la caseta de madera con techo de zinc que servía de refugio temporal a los caminantes venezolanos.

“Ellos indicaron que se estaban presentado focos de inseguridad, malos olores y otras serie de situaciones”, manifestó la secretaria de Gobierno, Martha Rozo, quien además sostuvo que, a pesar de que el espacio servía para labores humanitarias, se hizo necesario preservar el espacio público y la convivencia entre los vecinos.

Por otro lado, la encargada del asentamiento para los caminantes venezolanos, señaló que a pesar de haberle ordenado cerrar el sitio, seguirá en la tarea de socorrerlos por las necesidades que tienen, en especial con alimento, agua y abrigo.

Doña Martha, como la llaman los migrantes, considera que la petición realizada por la Junta Comunal, se trata de un acto de xenofofia contra la población inmigrante, en especial las mujeres enfermas y niños pequeños.

“Siempre estuve pendiente de todo lo que ellos hacían en el sector y nunca se presentaron hechos que alteraran la seguridad del barrio”, indicó.

Comments

Comments are closed.