Familiares de los miembros del equipo de fútbol brasileño Chapecoense que murieron hace dos años en un accidente aéreo en Colombia, llegaron a Bolivia este jueves para reclamar una indemnización y reunirse con autoridades y exfuncionarios de la aerolínea boliviana.

Los familiares “no recibieron ni un peso” de la indemnización, declaró a la prensa boliviana el abogado que encabeza la delegación brasileña de las víctimas, Josmeyr Oliveira, en la ciudad de Santa Cruz, al este de La Paz, donde operaba la aerolínea LaMia, que transportó al Chapecoense.

“El objetivo es preguntar a las autoridades cuál es el estado de los procesos aquí en Bolivia y también pedir al pueblo boliviano que se involucre con las familias que hasta hoy no tienen una respuesta, una conclusión de su luto”, agregó Oliveira.

Detalló que la finalidad de su visita, y de los familiares, es reunirse con autoridades de Dirección de Aeronáutica Civil, la aseguradora Bisa Seguros y los exfuncionarios de la aerolínea para conseguir la indemnización por la pérdida de sus seres queridos.

Dijo que el 28 de noviembre vence el plazo para hacer las solicitudes y gestionar los pedidos de pago.

LaMia tenía un contrato con la empresa Bisa Seguros, la cual señaló el año pasado en un comunicado que la aerolínea no había renovado el acuerdo y que no tiene ninguna relación contractual directa con la Asociación Chapecoense.

Junto a Oliveira llegaron Fabienne Belle y Mara Paiva, presidenta y vicepresidenta de la AFAV-C (Asociación de Familiares y Amigos de las Víctimas del Vuelo de Chapecoense), respectivamente, además de otros dos abogados y un experto en seguros.

Belle era esposa del fisiólogo del club brasileño, Cezinha, y Paiva estaba casada con el exfutbolista y comentarista Mário Sérgio, ambos fallecidos en el accidente.

Belle dijo a los medios que quieren “buscar respuestas, buscar información”, para poder compartirla luego con las otras familias y que “tengan una reparación no sólo financiera, sino emocional” y puedan cerrar “un ciclo de ese luto que dura ya casi dos años”.

El 28 de noviembre de 2016 un avión de LaMia transportaba al equipo brasileño, dirigentes y periodistas, cuando se estrelló cerca de Medellín, en Colombia. El club tenía previsto disputar el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana contra Atlético Nacional, pero el avión en el que viajaban se estrelló y dejó 71 muertos y seis sobrevivientes.

Un informe de autoridades de aeronáutica de Colombia señaló que el accidente se debió a la falta de combustible.

Agencias

Comments

Comments are closed.