Luis Vicente León, presidente de Datanálisis dijo que a pesar del “debilitamiento de las fuerzas de la oposición” la mayoría de los venezolanos quieren un cambio.

Estima que la dirigencia opositora ha hecho un “trabajo relevante” pero que la población no “se siente representada”.

Por esto, cree que los líderes opositores deben “ofrecer alternativas que restablezcan la confianza”.

Señaló que el “presidente Maduro crece en términos de aceptación popular, pero eso no significa ser mayoría, no significa que haya cambiado la realidad de que 7 de cada 10 venezolanos quieren un cambio (…) es como si tu hijo saca 03 en matemática, lo ayudas, lo metes en clase y luego repite y te dice que mejoró, sacó 06… es un 100% de mejora pero está raspado, Maduro mejoró pero está raspado”.

Para León, el problema de la oposición “va más allá de qué dice, es que en realidad no te oyen”. “Si no logras confianza en la institucionalidad opositora puedes estar diciendo cosas correctas pero nadie te está oyendo”, dijo en una entrevista con Sumarium Radio.

Cree que es “injusto” ya que la oposición “ha hecho el trabajo”: “La oposición tiene gente inteligente pero en este momento es apática, la gente siente que la oposición es débil y que la engañó y por lo tanto no la voltea a ver”.

Estima que los dirigentes opositores deben ofrecer algo nuevo y un cambio interno para que se convierta en una potencialidad de cambio en el país, de lo contrario “sus probabilidades son nulas”.

Sobre el liderazgo dentro de la oposición, dice que es inexistente pero necesario, por lo que cree que surgirá algo, “ojalá sea planificado”.

Por esto, estima que el país es un “caldo de cultivo” para un outsider. “Los líderes clásicos quieren siempre ser ellos, prefieren que no surja a nadie a que surja alguien que no sea ellos”, explicó.

Dijo que el “outsider” no puede ser necesariamente de la oposición: “Puede surgir alguien que venga del mismo chavismo, que abandone a Maduro para replantear incluso una conexión con el legado de Chávez”.

Considera que “son muchos” quienes intentan “canalizar esa energía” para subir a la palestra, mientras otros “están en el imaginario popular sin buscarlo”.

“Dialogar es siempre una tarea pendiente”

Cree que el diálogo es “siempre una tarea pendiente” y que la gente ha malinterpretado la negociación.

Estima también que “todos los intentos que la oposición realice para fortalecerse y construirse tienen que ser bienvenidos”, a propósito de la reunión anunciada en Puerto Rico, pero señala que no tendrá efecto sin la reconstrucción de un liderazgo que reconecte con los venezolanos, “todo lo demás es condimento, falta el plato principal”.

Sobre las sanciones dijo que las generales no funcionan, pero que las personales pueden llegar a fraccionar al chavismo.

Asimismo espera que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, se replantee su rol institucional, en su intento de que Venezuela esté en el foco de la comunidad internacional.

Comments

Comments are closed.