El Gobierno de los Estados Unidos se encuentra trabajando en conjunto con diversos gobiernos de América Latina para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades como la difteria y el sarampión, provenientes de los emigrantes venezolanos. Al menos así lo informó el secretario de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, Alex Azar.

En una entrevista con Reuters, el ex ejecutivo de la farmacéutica Eli Lilly and Co, dijo que era importante tratar efectivamente a los migrantes venezolanos enfermos antes de que enfermedades como la malaria se propaguen a través de los países vecinos.

“La enfermedad no conoce fronteras y los migrantes que huyen de Venezuela a los países vecinos, están trayendo sus condiciones de salud”, comentó.

De igual manera, sentenció que se encuentran trabajando para que todas las personas estén vacunadas y reciban la atención necesaria.

“Estamos trabajando con nuestros colegas ministeriales de salud… porque queremos asegurarnos de que estas personas estén vacunadas, de que reciban la atención que necesitan, porque, por supuesto, no queremos que el sarampión vuelva a ser endémico en el Hemisferio Occidental. No queremos que la difteria se extienda”, resaltó.

Cabe destacar que entre febrero y principios de agosto, se registraron casi 300 casos de sarampión en el estado fronterizo brasileño de Roraima, lo que impulsó al gobierno a lanzar una campaña nacional para vacunar a 11 millones de niños.

Azar también dijo que la colaboración entre los Estados Unidos y Brasil para desarrollar una vacuna contra el Zika continua, y que además, firmarían un acuerdo en virtud del cual contribuirían con 14 millones de reales ($ 3.5 millones) cada uno para la investigación del próximo año sobre una variedad de enfermedades que incluyen el dengue y el SIDA.

Comments

Comments are closed.