Joel García, quien forma parte del equipo de defensa del dirigente político de Primero Justicia, Juan Requesens, aseveró que para la fecha no han tenido acceso al tribunal, ni al acta argumentativa de las acusaciones que el Ministerio Público (MP), mantienen en su contra.

A Requesens no se le permite tener acceso a la acusación ni al tribunal. ¿Qué tipo de proceso, qué tipo de juicio es este? Estamos en presencia de un juicio clandestino”, expresó el abogado haciendo mención al cúmulo de irregularidades que se han vivido en el caso.

De igual manera, señaló que el comportamiento del tribunal constituye una “violación al debido proceso y al derecho a la defensa del diputado”, quien fue detenido sin orden judicial tras ser acusado de estar implicado en el atentado contra el presidente Nicolás Maduro, el pasado 4 de agosto.

“No sabemos por cuáles delitos lo están acusando porque no tenemos acceso a ese escrito y no lo tendremos hasta que la juez dé despacho”, agregó, al tiempo que declaró que el tribunal donde sería presentado el diputado, no ha trabajado desde el 15 de agosto, cuando fue presentado el acusado.

García manifestó a su vez que si no se le habilita la defensa al diputado, los abogados no pueden saber cuáles son los delitos que le imputaron y qué medios de convicción obran contra él, lo cual obstaculiza severamente la defensa del mismo.

Por su parte, la esposa del detenido, Orianna Grannati, denunció que desconocen la fecha de la audiencia preliminar, que es el siguiente paso del proceso judicial. Además, afirmó que solo le han permitido la visita familiar una sola vez en los casi 60 días que lleva detenido el parlamentario.

Comments

Comments are closed.