Trece entradas necesitaron los rocallosos para dejar sin aliento a la fanaticada de los oseznos y con ello quedarse como el cuarto equipo que disputará una de las Series Divisionales de la Liga Nacional, tras una cerrada victoria 2 carreras por 1.

El tercer receptor de Colorado en la noche, el joven de 26 años, Tony Wolters, se convirtió en la figura del encuentro cuando en la parte alta del capítulo 13, con dos outs en la pizarra, pero hombre en los ángulos, despachó un cohete al jardín central, ante los pitcheos de Kyle Hendricks, que permitió a Trevor Story anotar la carrera que rompió la igualdad a 1.

Colorado madrugó al abridor Jon Lester, y un elevado de sacrificio de Nolan Arenado remolcó la rayita anotada por DJ LeMahieu que rompió el celofán.

La casa estuvo silenciada por Kyle Freeland durante seis entradas y dos tercios. Adam Ottavino entró en relevo pero no pudo sostener la actuación del abridor rocallosos, y recibió un doblete de Javier Báez que condujo hasta el plato a Terrance Gora con el empate.

El venezolano Gerardo Parra fue quien conectó el sencillo, con dos outs, que colocó hombres en los ángulos, dejando la escena a Wolters para el gran final.

“Probablemente es el hit más importante que conecté, esto es seguro”, dijo un emocionado Tony Wolters al finalizar el encuentro, al tiempo que Trevor Story sentenciaba que “no nos lo pusimos fácil a nosotros mismos, eso es seguro. Pero vamos a disfrutar esta noche. Definitivamente no hemos acabado”.

Ahora Colorado viajará a Milwaukee para iniciar una de las dos Series Divisionales de la Liga Nacional, frente a Cerveceros, desde este 4 de octubre. La otra serie la protagonizarán Bravos de Atlanta y Dodgers de Los Ángeles.

Antonio Calderón
@AJCalderonL

Comments

Comments are closed.