Tras la intervención del mercado “Las Pulgas” de Maracaibo, en el estado Zulia, el lugar sigue “bajo la lupa”, puesto que ya no se visualiza la aglomeración de vendedores que ofrecían productos alimenticios a elevados costos, así como quienes presuntamente comercializaban el efectivo.

Según reseñó el diario Panorama, la ausencia de vendedores se debe a que éstos prefieren dejar pasar unos días ante lo ocurrido hace tres días para evitar que la mercancía les sea decomisada.

“Ni mis compañeros ni yo vamos a trabajar así porque compramos los bultos de comida a un precio y los tenemos que vender de manera que veamos ganancia. Perdemos como 15 bolívares soberanos por cada kilo que vendemos al precio regulado“, apuntó un comerciante que prefirió no identificarse.

Asimismo, los vendedores comercializan “a cuentagotas” sus productos, para evitar ser detenidos por los funcionarios policiales. La presencia de efectivos ha disminuido tras el operativo.

Por su parte, el presidente del Consejo Legislativo del Zulia, Eduardo Labrador, precisó en rueda de prensa que los ciudadanos pueden circular libremente por los espacios peatonales del mercado.

“Los comerciantes organizados y legalmente constituidos nos pidieron un derecho de palabra y hemos conversado con el gobernador Omar Prieto para que en los próximos días los atendamos y escuchemos sus propuestas“, destacó.

Comments

Comments are closed.