La exdefensora de la República, Gabriela Ramírez, aseguró este jueves que “no existe punto de comparación” entre las presuntas torturas cometidas durante el Gobierno de Nicolás Maduro y los “tratos” durante el período de Hugo Chávez.

La polémica se originó cuando Bonny Pertíñez, esposa de Iván Simonovis, le fustigó que cuando ella estuvo al frente de la Defensoría “jamás” hizo algo por los Derechos Humanos de su pareja.

“Al igual que la tiranía de Chávez lo hizo con mi esposo y los funcionarios de la PM y tú Gabriela Ramirez, jamás hiciste nada para defender sus DDHH ni los de nuestras familias,incumpliendo tu deber constitucional por razones políticas”, aseveró Simonovis.

Ramírez respondió que “no existe punto de comparación entre los tratos recibido durante el gobierno de Chávez con las torturas que sistemáticamente aplican los esbirros de Maduro y lo sabes. Cualquiera puede revisar las actuaciones de la Defensoría”.

Por su parte, la abogada Tamara Suju le mencionó alguno de los presos políticos durante la era de Chávez y Maduro. “Torturas son torturas aunque las pintes de ‘tratos’. Preguntáselo a la Juez Afiuni, o a Jorge Rojas, o a Vasco Da Costa y Dulce Bravo, o a los hermanos Guevara, torturados por Rodríguez Torres y su Disip, en El Helicoide. De esto no te acuerdas verdad?”, sentenció.

“A Afiuni la visitamos en diversas oportunidades. Su testimonio de maltratos lo expuso de forma independiente y no ante la Defensoría. Los familiares de los demás detenidos no tomaron contacto con nosotros“, replicó Ramírez, actualmente una de las voces críticas contra el Ejecutivo nacional.

Comments

Comments are closed.