“Nunca un régimen había sido tan repudiado y odiado como el nuestro”, estas fueron las palabras del diplomático venezolano Diego Arria al referirse a la presencia del presidente Nicolás Maduro en la Asamblea General de la ONU.

En ese sentido, acotó que “nunca ha existido un rechazo, una condena, o un desprecio mayor por una persona que ocupa la cabeza del país. Maduro constató esto cuando miraba en la Asamblea de la ONU y todo estaba vacío y los únicos que estaban aplaudiendo eran los de su delegación”.

“No hay ningún clase de respaldo que no sea Cuba, Nicaragua y algunos piases africanos”, dijo al tiempo que comentó que La Habana “tuvo que ver muchísimo” con el viaje del mandatario venezolano a New York.

Destacó que el presidente norteamericano Donald Trump indicó que todas las opciones estaban sobre la mesa, por lo que consideró que “es imposible en términos políticos y diplomáticos una declaración más clara de un compromiso. Nunca un mandatario de EEUU ha hablado de esa manera sobre la tragedia de Venezuela y para mí eso es respetable”.

Sin embargo, criticó durante el programa Aló Buenas Noches que ante estas medidas “conspira” la posición de muchos dirigentes de partidos en Venezuela que dicen: “‘No por dios como nos van a ayudar de afuera, esto lo vamos a resolver nosotros’. Leí a un dirigente que dijo que había que hacer un plebiscito para votar por la constitución que está haciendo una constituyente ilegítima (…) estos son obstáculos realmente para el rescate de nuestra libertad por esa posición que mantienen”.

“Incluso Capriles dijo que el TSJ legitimo nuestro es una fantasía, pero ¿cómo diablos puede decir una cosa tan irresponsable, cuando es un instrumento importantísimo? Eso es hacernos un hueco terrible a la resistencia venezolana”, aseveró al tiempo que sostuvo que el TSJ en el exilio es “el único instrumento de mayor confiabilidad que tenemos hoy en día”.

Comments

Comments are closed.