Uno de los principales diarios de Venezuela, El Nacional, completó este viernes seis días fuera de circulación por un conflicto laboral que se desató tras las reformas económicas del presidente Nicolás Maduro.

Un grupo de trabajadores tomó el pasado sábado las instalaciones del matutino para exigir mejoras salariales, lo que impide su funcionamiento.

La medida es rechazada por los periodistas y reporteros gráficos, según expresaron este viernes en un comunicado.

“Reclamamos nuestro derecho al trabajo y exhortamos a quienes mantienen la toma ilegal (…) a cesar en esa acción hostil y apostar por el diálogo”, indicó el texto.

Los periodistas informaron que la rotativa fue tomada el pasado sábado, y desde el lunes está cerrado el acceso.

“Somos solidarios con la lucha de los compañeros, también nosotros hemos elevado nuestras peticiones (…). Sin embargo, en ningún caso se han cerrado los canales de negociación“, agregó el comunicado.

Fundado en 1943 por el escritor y periodista venezolano Miguel Otero Silva y parte del Grupo Diarios de América, El Nacional es un duro crítico del gobierno de Maduro.

“Ahora, cuando está más latente la amenaza del gobierno de ponerle la mano al diario, se necesita más compromiso que nunca”, añadieron los periodistas.

Los trabajadores que protagonizan la toma exigen aumentos salariales según sus años de experiencia.

El periódico paga el sueldo mínimo a periodistas y obreros, luego de que Maduro lo aumentara en más de 3.400% a partir del 1 de septiembre como parte de medidas que incluyen la devaluación de la moneda en 96% y el aumento de impuestos y de la gasolina.

Maduro también eliminó cinco ceros al bolívar, devorado por una inflación que el FMI proyecta en 1.000.000% para 2018, y que se combina con escasez de alimentos y medicinas.

“La empresa no puede pagar más. Apoyamos su reclamo, pero es una toma ilegal que perjudica a los lectores y a la libertad de expresión”, dijo a la AFP la periodista Ascensión Reyes.

Al menos siete diarios regionales y una emisora cerraron tras las reformas del mandatario socialista, mientras que dos periódicos provinciales liquidaron a su personal e intentan seguir funcionando en la web.

El Sindicato de Trabajadores de la Prensa denuncia una política “sistemática” del gobierno de “acabar con los medios independientes”.

Según la ONG Espacio Público, 51 medios dejaron de operar en Venezuela el año pasado (46 radios, tres televisoras y dos diarios) debido a sanciones gubernamentales, problemas económicos y falta de insumos como el papel periódico, que monopoliza el Estado.

El Nacional enfrenta problemas para la adquisición de insumos desde 2013, cuando el gobierno creó la Corporación Editorial Alfredo Maneiro, que rige la importación de papel para prensa.

AFP

Comments

Comments are closed.