Los expresidentes de Bolivia Jorge Quiroga (2000-2002) y Carlos Mesa (2003-2005) rechazaron por separado el beneficio de una amnistía a procesos judiciales pendientes en su contra que hoy anunció el mandatario boliviano, Evo Morales.

“Aprecio el gesto del presidente. Pero no acepto la presunción de culpabilidad. En el caso Quiborax no solo no tengo responsabilidad alguna (sino que) soy yo quien acusa a los verdaderos culpables. Finalmente, el juicio no ha sido siquiera considerado por la ALP (Asamblea Legislativa Plurinacional, Parlamento boliviano)”, señaló Mesa por Twitter.

Mientras, Quiroga en teleconferencia desde China, sostuvo: “No tengo de que ser amnistiado, por Incahuasi (campo de gas natural en el sudeste de Bolivia). Merezco una medalla de oro y no cárcel”.

Quiroga precisó que desde 2011 tiene medidas cautelares que le obligan el primer día hábil de cada mes a presentarse en la Fiscalía de La Paz para firmar un libro de asistencia.

Morales optó por la amnistía -que supone el archivo de las causas- porque los dos ex mandatarios integrarán el equipo que se encargará de un trabajo específico después de que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) dé a conocer su fallo el próximo lunes en el litigio de Bolivia a Chile por la obligación de negociar un acceso soberano al océano Pacífico.

“Tomo esta decisión de manera personal apoyándome en la autoridad legal que la Constitución Política de Estado me confiere y lo hago sin solicitar a los ex presidentes beneficios para nada personal a cambio, solo que defiendan a Bolivia y nuestro pueblo y a nuestro derecho a una salida soberana al océano Pacífico con todas sus energías, con todo su corazón y capacidad intelectual”, dijo Morales.

Todos podemos ayudar a la demanda marítima de Bolivia a Chile. Yo fui el primero en sufrir un juicio en 2005 de Evo Morales y Héctor Arce (actual ministro de Justicia). No estoy de acuerdo con una amnistía selectiva”, agregó Quiroga.

Mesa era procesado por haber favorecido a la empresa chilena Quiborax y Quiroga por la firma de contratos hace 20 años con empresas petroleras extranjeras.

Mesa se desempeña como portavoz internacional de la demanda marítima y Quiroga participará en diferentes eventos internacionales después del próximo 1 de octubre.

La Constitución boliviana faculta al presidente a decretar amnistía o indulto, excepto por delitos de lesa humanidad y genocidio.

Mesa y Quiroga acompañarán al presidente Morales a la audiencia del próximo lunes en La Haya, donde se dará lectura a la sentencia del litigio de Bolivia en contra de Chile por un acceso al océano Pacífico.

Otro ex presidente, Jaime Paz Zamora (1989-1993), rechazó la invitación de viajar a La Haya, adujo que él prefería tener un país democrático sin mar, alusión al resultado del referéndum del 21 de febrero de 2016 que rechazó la habilitación de Morales como candidato en las elecciones del próximo año. DPA

Comments

Comments are closed.