El presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseveró ante la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York que “Venezuela está mas fuerte que nunca” y condenó las “agresiones” de Estados Unidos al igual que el intento “mediático” para “pretender” una crisis humanitaria.

Maduro destacó que para que la Organización de Naciones Unidas cumpla con su “noble” objetivo de “ser pertinente para todo el liderazgo mundial” como es el objetivo de la 73 Asamblea General, debe “expresar el pensamiento político y las esperanzas de las mayorías en el mundo”.

Y por tanto, destacó que lleva a la ONU “la verdad de Venezuela, de una patria que se ha negado a rendirse”.

Lamentó que Venezuela “es un país acosado, agredido” y rechazó que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, “arremetió una vez más contra el noble pueblo de Venezuela” en un discurso que tachó de “feroz”.

Denunció que el gobierno estadounidense “pretende seguir chantajeando, ordenando al mundo como si fuera su propiedad”; y lo acusó de querer detener “desde hace 20 años” el “proyecto revolucionario” del chavismo. Por esta razón, dijo, la “arremetida infame y bochornosa” contra Venezuela.

“SE CAE POR SU PROPIO PESO”

Maduro reiteró ante la organización de Naciones Unidas en que Venezuela es víctima de una “agresión permanente en lo mediático” que busca “justificar una intervención internacional, militar de control”.

Se ha construido a nivel mediático un expediente contra nuestro país para pretender una crisis humanitaria, que utilice los conceptos de Naciones Unidas para una intervención por una coalición de países encabezada por Estados Unidos y con el apoyo de su gobiernos satélite”, sostuvo al asegurar que esta tesis está liderada por Estados Unidos.

Argumentó que “se ha fabricado por distintas vías una crisis migratoria que se cae por su propio peso que pretende negar las verdaderas crisis migratorias que hay en el mundo”.

INVESTIGACIÓN “INDEPENDIENTE” DEL ATENTADO

El presidente Maduro pidió a Naciones Unidas el nombramiento de un “delegado especial” que se encargue de una “investigación independiente” sobre el atentado con drones que sufrió a principios de agosto.

“Propongo de manera oficial el apoyo para una investigación independiente de carácter internacional y que se determine la verdad”.

Maduro además reiteró que el atentado “se planificó desde territorio de Estados Unidos” y que los responsables materiales fueron “preparados durante meses en territorio colombiano” con el apoyo de las autoridades de ese país.

Afirmó que ha transmitido a Washington el “nombre” de los “autores intelectuales, financistas y planificadores” e insistió en que supuestamente algunos funcionarios de las embajadas de Colombia, Chile y México habrían estado dispuestos a facilitar la fuga de los involucrados en el atentado.

“Que bueno sería que el gobierno de Estados Unidos, que ha negado su participación (…), atendiera el llamado que le he hecho para que el FBI con profesionales y científicos de altísima calidad se incorporen a esta investigación”, fustigó.

EFE/Peter Foley

Comments

Comments are closed.