El exgobernador del estado Zulia, Juan Pablo Guanipa, aseveró que la dirigencia opositora tiene un objetivo claro y determinante, y es el de “sacar a Maduro y sus cómplices del poder”, pero ya no por la vía del diálogo, ya que a su juicio, esa vía se encuentra desgastada.

Asimismo, aseguró que la mejor forma sería reagrupando todas las fuerzas con el fin de generar presión en todos los ámbitos, tanto políticos, como social, institucional, militar y lo internacional, todo ello con el objetivo de producir un nivel de conflictividad necesaria que los ponga en el límite sin que tengan otra alternativa más que abandonar el poder en el país, reseñó La Patilla.

“Los demócratas debemos explorar todas las vías constitucionales para lograr liberar a Venezuela e iniciar un impostergable proceso de reconstrucción nacional, esa es la más importante de las tareas que tenemos los venezolanos. Hemos transitado todos los caminos para lograr ese objetivo, pero, aunque se ha producido avances, no lo hemos logrado, en parte por nuestros propios errores, pero fundamentalmente por la actitud inmoral y sanguinaria, despótica y cruel, de una dictadura a cuyas cabezas no les importa producir hambre, precariedad, represión, violencia, cárcel, muerte, exilio o lo que sea para mantenerse en el poder. Es la patología del poder llevada a su máxima y más denigrante expresión”, afirmó el también diputado de la Asamblea Nacional (AN).

De igual manera, Guanipa expresó que es el momento de ratificar el objetivo de “esta lucha y hacer un análisis de los recursos con los que cuentan y cuales tienen o no vigencia de acuerdo a las circunstancias actuales”.

“Es cierto que no podemos negarnos a ninguna vía y no lo hemos hecho. Cuando lo adecuado ha sido ir a procesos electorales, hemos ido con fuerza y actitud combativa. Cuando hemos tenido que denunciar agotada la vía electoral por la cobardía y abusos del régimen, lo hemos hecho con la misma fuerza. Cuando ha sido necesario marchar, protestar, luchar en la calle, lo hemos hecho. Cuando se ha buscado por la vía del diálogo y la negociación la posibilidad de lograr condiciones para que Venezuela logre el cambio político, hemos acompañado esos esfuerzos”, añadió.

A propósito del llamado al diálogo nacional que realizó Maduro la noche del miércoles 26 de septiembre en la Asamblea General de las Organización de Naciones Unidas (ONU), acotó que ya esa no es una alternativa en el país.

“¿Es sensato sentarse a conversar, dialogar, negociar con una dictadura sin máscaras que ha utilizado todos los procesos anteriores con la única finalidad de ganar tiempo, burlarse de Venezuela y el mundo y mantenerse destruyendo a nuestros ciudadanos desde el poder? La respuesta contundente debe ser ¡No! Este no es momento ni para conversar ni para negociar con este régimen. ¿Vale la pena participar en algún proceso electoral en las circunstancias actuales, con un árbitro vendido al régimen y en las condiciones que tantas veces hemos denunciado? Indudablemente no. Y aquí no vale mediación alguna. No podemos seguir haciéndole el juego de esta manera al genocida de Maduro y a sus cómplices”, cuestionó.

Comments

Comments are closed.