El embajador venezolano ante la ONU en Ginebra, Jorge Valero, condenó la resolución del Consejo de Derechos Humanos que fue aprobada este jueves y en la que insta al gobierno de Nicolás Maduro a aceptar ayuda humanitaria internacional para paliar la escasez de alimentos y medicinas que afecta a la población.

En ese sentido, consideró esta medida como “el comienzo de una escalada intervencionista” para conseguir la caída del gobierno y “establecer un mecanismo de tutela” foráneo sobre Venezuela.

Valero también acusó a los países que promovieron la resolución de ser instrumentos de Estados Unidos e Israel en contra de su país.

Las anteriores tentativas de introducir el caso de Venezuela en la agenda del Consejo habían fracasado, pero esta vez el llamado “Grupo de Lima” (compuesto por países del continente americano que buscan un cambio de rumbo del Gobierno venezolano) consiguió este objetivo.

Con información de EFE

Comments

Comments are closed.