El magistrado del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en el exilio, Alejandro Rebolleno, negó que haya renunciado a la institución, sino que cuando “retorne la democracia” estará en su oficina del máximo tribunal en Caracas.

Asimismo, indicó en una entrevista exclusiva a Venepress que desde “hace meses” no participa en una decisión del TSJ en el exilio y agregó que donde difiere de sus demás compañeros es que considera que “las acciones judiciales tomadas allí son inejecutables”.

“A mi juicio, y lo he repetido en varias oportunidades, decir lo contrario es engañar al país creándole falsas expectativas a los venezolanos. De allí mi distanciamiento de esa iniciativa“, resaltó.

Destacó que la Asamblea Nacional (AN) “no nombró a un TSJ”, sino que solamente “juramentó a 13 magistrados principales y 20 suplentes. El TSJ está en Caracas y actuando ilegítimamente porque nosotros 13 deberíamos estar incorporados en él y no perseguidos y en el exilio”.

Comments

Comments are closed.