El barco hospital chino “Arca de la paz”, que llegó a Venezuela el sábado, intentará en una semana compensar las deficiencias de la salud pública venezolana, una de las razones que impulsa la ola de migrantes hacía naciones vecinas.

Las actividades del barco enviado por el Gobierno chino, que atracó el sábado en el puerto de La Guaira, en aguas caribeñas cerca de Caracas, están rodeadas de dudas por su capacidad para atender a los enfermos.

Durante esta semana se han visto filas de personas que buscan atención para distintas afecciones, pero también han corrido comentarios de que los médicos emiten indicaciones médicas en chino o que los enfermos tienen que tramitar una cita a través de los consejos comunales, grupos populares afines al Gobierno, de la zona.

El barco tiene capacidad para 500 camas, 12 quirófanos, 35 unidades de cuidados intensivos, con 120 médicos ofreciendo sus servicios gratuitos en 20 especialidades.

La embarcación se encuentra en una gira por varios países aliados de China. Llegó a Venezuela luego de que el mes pasado Estados Unidos anunciara el envío de un buque hospital a Colombia para atender a los migrantes venezolanos que huyen de la crisis económica.

El Gobierno dijo que el buque hospital permanecerá en el país por una semana, como parte de la cooperación bilateral y los acuerdos entre Caracas y Pekín.

El presidente Nicolás Maduro destacó la llegada del barco, indicando que inicia lo que llamó una “operación estratégica combinada integral entre ambos países”. Maduro visitó China hace dos semanas, en busca de nuevo apoyo financiero.

La diputada opositora Delsa Solórzano dijo que la llegada del barco genera muchas dudas, pero señaló que por otra parte sería el reconocimiento por parte del Gobierno de que en el país existe una crisis humanitaria.

“Porque si no, ¿para qué un buque que venga a atender enfermos?”, preguntó.

El exministro de Salud, José Luis Oletta, señaló que ante la profundidad de la crisis de salud en el país el barco será un alivio muy limitado.

“Se necesitarían entre 25 y 30 barcos como ese, trabajando un año corrido, para ver resultados”, señaló.

El presidente de Ecuador, Lenin Moreno, dijo el martes en la Asamblea General de las Naciones Unidades que su país está recibiendo a diarios a miles de venezolanos que llegan con sarampión, difteria y poliomielitis, entre otras enfermedades. DPA

Comments

Comments are closed.