La española Garbiñe Muguruza no ha tenido el 2018 que pensó al terminar la campaña el 2017, año que cerró como la segunda tenista mejor rankeada del mundo, y la gira australiana de inicio de año la debería poner de vuelta al primer lugar alcanzado en noviembre del 2017.

Desde el primer torneo en Australia (Brisbane) las cosas no estaban para la nacida en Guarenas, a las afueras de la capital de Venezuela. Luego de pasar bye la primera ronda, le correspondió medirse a la serbia Aleksandra Krunic. Duro choque el primero para la española. Un extenuante primer set que pierde 5-7, tiene que emplearse a fondo para ganar en tie-break el segundo sets 7-6 y llega el tercer set.

El primer Grand Slam

Dos horas ya habían transcurrido en la calurosa Australia y los calambres se hicieron presentes en las piernas y brazos de la tenista. “Llegó un momento en el que no podía ni agarrar la raqueta, no podía moverme”, decía la española luego de abandonar la confrontación que le permitió a la serbia avanzar cuando la pizarra marcaba 1-2 a favor de Krunic.

Este comienzo de año no le era extraño a Garbiñe, los dos años anteriores habían ocurrido cosas similares que le hicieron abandonar el mismo torneo. En 2016 también se retiró en 2da ronda, mientras que en 2017 llegó a semifinales, pero igualmente una dolencia hizo que se retirara del paso previo a la final frente a la francesa Alizé Cornet.

Sydney es la estación previa al primer Grand Slam tenístico de cada año, y en este torneo tuvo que abandonar antes de jugar los cuartos de final. “Desde el principio del partido (en segunda ronda ante la holandesa Kiki Bertens, que ganó) sentí dolor en mi abductor. Ya lo sentí en Brisbane y pensaba que hoy estaría mucho mejor, pero el dolor ha vuelto”, esgrimió Muguruza para no jugar los cuartos ante la de casa, Daria Gavrilova.

Este par de hechos han marcado el difícil 2018 que le ha tocado transitar a la española. En el primer Grand Slam, el Australian Open, cae en segunda ronda ante la 88 del mundo, la taiwanesa Su-Wei Hsieh, 7-6(1) 6-4.

El segundo Grand Slam

El camino en tierra batida hacia el Roland Garros fue largo y de altibajos. En Doha llega hasta la final y cae ante la checa Petra Kvitova, 21 del mundo. Llega a la semifinal de Dubai donde pierde la instancia frente a la número 24, la rusa Daria Kasatkina.

El tenis femenino llega a América. Muguruza cae en segunda ronda en Indian Wells, en Miami no alcanza los cuartos; pero en México cambian las cosas. Se pasea con seguridad las rondas del Abierto de Monterrey y tiene que batallar los tres sets de la final ante la húngara Timea Babos (44) y le vence 3-6 6-4 6-3.

El tour regresa a Europa, pero con la española no viajó la victoria. Muguruza no vio mucha acción en Stuttgart. Pasó a segunda ronda por bye pero en esa instancia debe retirarse frente a la rusa Anastasia Pavlyuchenkov, por molestias en la parte baja de la espalda. En Madrid cae en octavos y en Roma en segunda ronda.

Llega el evento de tierra batida, Roland Garros, y Garbiñe va sumando set hasta que llega a la semifinal. Ahí debía enfrentarse a la, para ese momento, la número 1 del mundo, la rumana Simona Halep. Muguruza cae sin atenuantes 6-1; 6-4.

La defensa del título

Tras Roland Garros comienza la gira sobre césped, y con él la defensa del título conseguido por Garbiñe Muguruza en el All England Club, Wimbledon 2017. Pero las cosas no fueron iguales. En Birmingham solo pudo ganar su encuentro de primera ronda, mientras que en el tercer Grand Slam del año fue eliminada en 2da ronda.

No hubo oportunidad de llegar a una defensa en la grama del templo del tenis inglés. Aunque no se comentaba, las lesiones seguían haciendo mella en la española y todavía quedaba un largo camino.

El US Open y el resto del año

El camino a Nueva York no fue el mejor, pero si parecido a Inglaterra. Cayó en segunda ronda de Cincinnati y en el Abierto de Estados Unidos no pudo en segunda ronda con la 202 del mundo, la checa Karolina Muchova, tenista que llegó al máximo evento neoyorquino vía Qualy.

Al termino del último Grand Slam del año, Garbiñe descendió hasta el puesto 14 del ranking WTA.

Ahora inició la gira asiática. Japón mantuvo la constante del 2018, cayó en segunda ronda ante la clasificada desde la qualy, la estadounidense Alison Riske.

Ahora, en el Abierto de Wuhan en China, venció a la suiza Viktorija Golubic, 6-0; 6-1 para avanzar a octavos, donde cayó este miércoles 26 de septoembre ante la checa Katerina Siniakova.

“Tengo que jugar más partidos seguidos, ella ha jugado más y en momentos importantes (En el partido) ella consiguió hacer los puntos, y yo creo que he apretado el gatillo demasiado pronto” dijo Garbiñe al terminar el encuentro.

Muguruza aún deberá ganar unos torneos, más lo que suceda con las tenistas que le preceden, para escalar nuevamente los peldaños necesarios para regresar al menos al top ten del tenis mundial.

Antonio Calderón
@AJCalderonL

Comments

Comments are closed.