El presidente electo de México, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, anunció la creación de una “comisión de investigación” que se esclarezca y haga justicia en el caso de la desaparición de los 43 estudiantes desaparecidos en 2014, en un hecho que conmocionó al país.

El 1 de diciembre, cuando se celebra el cambio de mando presidencial en México, “vamos a emitir un decreto para crear, si no se ha hecho, la comisión de investigación, y definir todo el procedimiento que vamos a llevar a cabo hasta llegar a la verdad y a la justicia”, dijo López Obrador, tras reunirse con los padres de los desaparecidos, según la AFP.

Este año se cumplen cuatro años sin conocer el paradero de sus hijos.

Por otro lado, AMLO dijo que su gobierno abrirá las puertas a los organismos internacionales de defensa de derechos humanos “que hayan ayudado contra viento y marea a que este asunto no fuese cerrado”.

Según el gobierno del saliente Enrique Peña Nieto, los estudiantes de Ayotzinapa (Guerrero, sur) estaban en la cercana Iguala apoderándose de autobuses para sus movilizaciones políticas cuando fueron detenidos por policías locales.

A esta hipótesis del gobierno saliente la denominaron como la “verdad histórica”.

Los uniformados corruptos los habrían entregado a narcotraficantes, quienes los habrían asesinado para luego incinerar sus cuerpos y arrojar las cenizas a un río.

Sin embargo, Naciones Unidas, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y equipos extranjeros de investigación independiente han cuestionado duramente esta hipótesis. 

Este miércoles, la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos lamentó que el gobierno “se haya enfocado en reiterar lo insostenible e intentar acallar o desprestigiar las voces de quienes han cuestionado la versión oficial”.

Hasta ahora hay 119 personas procesadas por el caso, 69 por secuestro y 50 por delincuencia organizada o portación de armas.

Además, solo el cadáver de un estudiante ha sido identificado plenamente.

“Por los medios ordinarios de justicia no vamos a esclarecer lo qué pasó”, lamentó Vidulfo Rosales, abogado de los padres de los 43 estudiantes, al abogar por una “comisión de investigación” apoyada por la ONU y la CIDH.

Para Rosales, “hay buenas señales” por parte de López Obrador para esclarecer el caso.

AFP

Comments

Comments are closed.