Un efectivo bomberil jubilado de 79 años, se quitó la vida el pasado domingo frente a la sede del Cuerpo de Bomberos de San Cristóbal, en la avenida 19 de abril.

Según reseñó el diario La Nación, José Jobito Salazar Ramírez, como se llamaba el septuagenario, sufría de depresión causada por una convalecencia médica y ese día se sentó en la jardinería de la sede bomberil, después de un momento sacó un revolver y se disparó.

Los funcionarios que estaban de turno acudieron en su auxilio y lograron estabilizarlo por unos minutos. Con el apoyo de Protección Civil lo trasladaron al Hospital Central de San Cristóbal, pero en el caminó falleció.

En el sitio del hecho se encontró el arma y una fotocopia de la cédula de identidad, donde además había escrito “Por enfermedad”.

Una vez los familiares  conocieron  del hecho y se apersonaron en  la morgue, manifestaron a las autoridades que efectivamente habían notado que Salazar Ramírez se hallaba deprimido, pues se había sido sometido a una intervención quirúrgica de corazón abierto.

Caso similar

Por otra parte, un caso similar se presentó este mismo domingo, cuando otro septuagenario optó por quitarse la vida en el Zulia.

Nelson Mosquera, de 70 años,  estaba enfermo y no encontraba las medicinas para calmar los dolores que lo aquejaban y decidió, en horas del mediodía, se lanzó del puente sobre el Lago de Maracaibo.

Mosquera conducía una Jeep Grand Cherokee plateada, desde la Costa Oriental del Lago, al llegar al puente se detuvo en la sección cinco, se acercó al borde y se lanzó.

Testigos dijeron que se golpeó fuerte con una tubería al caer.

Comments

Comments are closed.