Algunos venezolanos con diversas enfermedades se acercaron este lunes hasta el puerto de La Guaira, en el estado Vargas, con la esperanza de ser atendidos por el personal del buque hospital chino “Arca de la Paz”.

Marcos Antonio Paruta, uno de los pacientes, precisó en exclusiva al periodista de BBC Mundo, Guillermo Olmo, que sufre de hiperplasia prostática grado 2 y añadió que llegó desde Guatire, en el estado Miranda, y le indicaron que solo están atendiendo a personas de la parroquias de la entidad varguense.

“Pensé que me iban a atender para que me revisen y dar alguna posibilidad de que me operen de la próstata. Llevo años y medio con una sonda que me molesta bastante y tengo hasta sangramiento“, reveló.

Pensó que con la llegada del buque hospital al país su situación de salud sería resuelta: “Claro que sí, eso lo pensamos muchos venezolanos. Desde que salió en la prensa que todos los que quisieran operarse vinieran con el Carnet de la Patria, exactamente lo podían atender”.

Asimismo, catalogó como “una burla” a las personas enfermas. “Tengo el Carnet de la Patria y del Psuv. No nos dan esperanzas a los que venimos del interior“, sumó.

Otro ciudadano, Álvaro Figueroa, de 73 años, llegó desde Valle de la Pascua, en el estado Guárico, a las 9 de la noche del domingo para ver si podría ser atendido.

Manifestó que se vino en autobús y destacó que tenía la esperanza de que sería atendido por el personal del banco chino. “No hay información. Esto lo canalizan por los consejos comunales y resulta que los consejos comunales no están enterados de nada de esto”, esgrimió.

Añadió que tiene un año esperando para que lo operen de la próstata: “No he conseguido en ningún hospital, además si no tengo 700 millones de bolívares para pagar, ¿cómo hago? Esto es un desplome”.

“No dicen nada”

Una mujer que fue evaluada por médicos del buque chino se quejó por la falta de coordinación en el momento en que los pacientes son atendidos.

Entrevistada por NTN24, dijo que los pacientes “no saben chino” y por ello se dificulta entender a los médicos asiáticos. Sugirió tener traductores al momento de la evaluación.  “Los evalúan, pero no le dicen nada”, indicó. “Estamos necesitados, carentes de todo”, remató. 

Comments

Comments are closed.