Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, informó sobre un movimiento de tropas de las Fuerzas Armadas Bolivarianas a la frontera con Colombia. Explicó que esto se enmarca en un “esfuerzo de intimidación” y señaló que EEUU estará de pie con sus aliados. “Noticias informan hoy que el régimen de Maduro movió tropas militares a la frontera de Colombia, obvio esfuerzo de intimidación. Permítanme ser claro: EE.UU. siempre estará junto a nuestros aliados”, dijo.

“Al régimen de Maduro le haría bien no poner a prueba la determinación de Trump”, aseveró.

Por otro lado, anunció hoy en la ONU un nuevo paquete de ayuda de 48 millones de dólares para los países de Latinoamérica que reciben refugiados y migrantes venezolanos, lo que eleva el monto total de asistencia estadounidense a 95 millones de dólares.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, anunció en un comunicado el nuevo paquete de ayuda de Estados Unidos.

“EEUU sigue preocupado por la lucha que los venezolanos enfrentan cada día para satisfacer las necesidades básicas de sus familias en medio del caos y la represión desatada por el régimen del presidente, Nicolás Maduro, y pide a un mayor apoyo para el bienestar del pueblo venezolano y la restauración de su democracia”, dijo Sanders.

Además, explicó la portavoz, “Estados Unidos insta al régimen de Maduro a que permita de inmediato que la ayuda internacional, incluidos alimentos y medicinas, llegue a Venezuela a una escala suficiente para satisfacer las crecientes necesidades humanitarias”.

La nueva partida servirá para dar ayuda alimentaria a los refugiados venezolanos en Colombia y, además, dotará de más recursos a los centros de salud para que puedan ofrecerles atención primaria y de primeros auxilios, además de asistencia psicológica y suplementos nutricionales, según la nota.

EEUU ha destinado 95 millones de dólares a ayuda humanitaria a los desplazados venezolanos en Latinoamérica desde el comienzo del año fiscal 2017, es decir, desde el 1 de octubre de 2016. De esos 95 millones de dólares, 23,5 millones han sido destinados a Colombia, el país que recibe mayor número de venezolanos.

“Desde 2017, más de 2.7 millones de venezolanos han salido de ese país. Es una de las peores crisis que se haya sufrido. Hablamos del colapso político, de violencia, de tiranía y también tenemos que comprender el costo humano de estas políticas y debemos enfrentar esto con determinación y unidos”, dijo.

Asimismo, el funcionario norteamericano garantizó la generosidad del pueblo estadounidense para ayudar a los migrantes venezolanos, aunque consideró que “dar ayuda a los que están sufriendo no es la solución, mientras Maduro esté en el poder (…) por eso debemos imponer nuevas sanciones y aislar a este régimen económicamente y diplomáticamente”.

“Creo que es imperativo, al ver como se desarrolla esta crisis, que lidiemos con el costo humanitario y lidiemos con la necesidad de terminar con la tiranía”, acotó al tiempo que indicó que el Libertador Simón Bolívar dijo que los pueblos que aman la libertad serán libres: “Así que vamos a trabajar con ustedes, vamos a estar con ustedes, hasta que el pueblo de Venezuela recupere su democracia”.

Comments

Comments are closed.