Salud

¿Cansado de la leche de vaca? Prueba estas alternativas

0

Una tendencia que se ha puesto últimamente de moda, especialmente entre los milenials y entre aquellos que intentan llevar una forma de vida saludable, es elegir alternativas a la tradicional leche de vaca. También, por cuestiones de salud y especialmente por las consecuencias inflamatorias de los productos lácteos, numerosas personas buscan sustitutos.

Si bien se han impuesto algunas como la leche de soja, arroz y coco están apareciendo en el mercado otras procedentes de productos como almendras, anacardos, nueces de macadamia, avena, guisantes, lino o cáñamo.

Este cambio en los hábitos de consumo está motivado principalmente por los beneficios saludables de estas alternativas al producto lácteo y ha supuesto un incremento de dichos productos alternativos de más del 60% en países como EEUU (desde 2012) y el Reino Unido, más recientemente.

Milenials y fanáticos del “healthy life” las prefieren

Algunas ventajas nutricionales de estas leches alternativas se centran en el campo de las proteínas y el aporte calórico. La leche de soja contiene un aporte similar a la leche de vaca y además contiene ácidos grasos omega-3, de gran importancia para la salud del corazón. Las leches de almendras y anacardos tienen menos de la mitad de las calorías que se encuentran en la leche de vaca, pero tienen menos proteínas. La leche de coco y cáñamo tiene una textura rica debido a su alto contenido de grasa y también incluyen una pequeña cantidad de fibra dietética que no se encuentra en la leche de vaca. Las leches de avena y arroz son más altas en carbohidratos que la leche de vaca y otras alternativas basadas en plantas.

En general, las leches alternativas son, por ahora, más sostenibles para el medio ambiente que los productos lácteos tradicionales, pero su creciente popularidad puede causar problemas ya que los fabricantes están comenzando a competir para introducir nuevos sabores y nuevos tipos de leches a base de plantas.

Non dairy milk concept – milk alternatives in glasses

Cada tipo de leche sin lactosa tiene sus pros y sus contras dependiendo de cual sea la prioridad del consumidor: nutritiva, sostenibilidad o alergias . Estas son algunas de las notas que pueden ayudar en la elección de tu leche alternativa.

Soja: Tiene el valor nutritivo más parecido a la leche de vaca y su sabor es distinto pero suave.

Arroz: Recomendada especialmente para aquellos con alergias a nueces, soja, productos lácteos y gluten. Es ligera en cuanto a sabor y textura.

Plátano: Otra opción libre de efectos para alergias conocidas, con un poco más de sustancia que la leche de arroz, aunque puede ser muy difícil de encontrar.

Almendra (u otros frutos secos): El sabor es a frutos secos y más fuerte que otras leches no lácteas. Es aconsejable si quiere una leche con un poco más de sabor que las anteriores.

Coco: El sabor es uno de los más fuertes de las leches alternativas, por lo que realmente tendrá que ser un fanático de este pecualiar sabor.

Guisante: Nutricionalmente fuerte y muy parecido a la textura de la leche de vaca, la leche de guisante es una buena alternativa si no está buscando un sabor fuerte y desea evitar los productos con gran cantidad de agua.

Avena: Es relativamente suave y tiene un sabor terroso y suficiente cuerpo como para tomar con café o cereales.

Este artículo está basado en el original publicado en la revista New Scientist

 

Comments

Comments are closed.

Login/Sign up