“EEUU trata de reducir las exportaciones de petróleo iraní a cero, aunque sea durante un mes, pero ese sueño no se hará realidad”, así lo aseguró el ministro iraní de Petróleo, Biyan Zangeneh, quien también informó que Corea del Sur es el único país que a dejado de comprar crudo a la nación árabe por tercer mes consecutivo.

Según el funcionario, Washington está presionando a los compradores asiáticos y africanos de crudo iraní para que reduzcan sus importaciones y ha amenazado con sanciones a todo aquel que compre a Irán petróleo una vez entren en vigor las sanciones.

Los principales importadores de petróleo iraní, China e India, se muestran por ahora poco dispuestos a seguir las directrices estadounidenses y están intentando lograr excepciones.

Por otro lado, el ministro iraní mostró su satisfacción por los acuerdos logrados en la última reunión de la Organización de los Países Exportadores de Petroleo (OPEP), en la que señaló que ningún país le dio una respuesta afirmativa a Trump, en referencia a las declaraciones del presidente norteamericano, quien exigió al organismo “bajar” los precios del crudo inmediatamente.

A lo que agregó que la OPEP es “un organismo independiente y no una rama del Departamento de Energía de EEUU“, por lo que consideró que los comentarios de Trump fueron “un insulto”.

Las sanciones contra el petróleo iraní, cuya exportación es vital para la economía del país, son consecuencia de la retirada de EEUU del acuerdo nuclear multilateral de 2015 con Irán.

Irán exportó desde finales de marzo hasta finales de julio pasado 2,3 millones de barriles diarios de petróleo, una cifra que no incluye las ventas de gas condensado.

Con información de EFE

Comments

Comments are closed.