El periodista Isnardo Bravo fue detenido este lunes en el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía cuando se disponía a viajar con su hija menor a Miami, Estados Unidos.

Al comunicador al momento de llegar a migración y chequear su pasaporte en el sistema de Maiquetía, le quitaron el pasaporte y le indicaron que tiene prohibición de salida del país. La orden fue emitida por el DGCIM y tiene fecha de febrero de 2018, aunque no se especifica la causa, solo que aplica a todos los terminales aéreos del país.

En ese sentido, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela indicó que una comisión de la Dgcim buscó a Bravo y lo traslado a Caracas para interrogarlo. “Instamos a las autoridades a tomar acciones ante este atropello a la libertad de expresión”, señaló el SNTP a través de sus redes sociales.

Mientras los funcionarios llegaban al estado Vargas, lo instaron a apagar su teléfono por lo que estuvo incomunicado y aislado en las oficinas del Saime ubicadas en el aeropuerto por aproximadamente tres horas.

La hija de Bravo de 11 años fue entregada a su madre quien todavía se encontraba en las instalaciones del terminal aéreo.

“Nos tomó por sorpresa”

Cheila Rodríguez, esposa de Isnardo Bravo, manifestó que les tomó por sorpresa la detención, ya que asegura que su pareja no ha hecho nada.

“Vinimos al aeropuerto y cuando pasan a abordaje le informan a Isnardo que tenía una orden de prohibición de salida del país. Tengo a nuestra hija conmigo, muy triste y preocupada por su papá”, manifestó durante una entrevista ofrecida a la periodista Diana Carolina Ruíz en la emisora La Romántica 88.9 FM.

Destacó que Bravo se encuentra “tranquilo”, sin embargo, aseguró que no le han permitido verlo: “Mi esposo en ningún momento ha hecho algo que sea ilegal y por eso no se le pasó por la cabeza que no lo iban a dejar viajar”.

Además acotó que el periodista saldría del país por cinco días a Miami, como parte de unas vacaciones con su hija de 11 años luego que su hermana les mandara los pasajes aéreos. “Estamos rogando a Dios que esto sea un mal momento y que pase (…) nadie le ha dicho a él por qué lo estaban deteniendo”.

El comunicador fue liberado luego de ocho horas detenido, no tiene ninguna citación adicional, y le fueron devueltas todas sus pertenencias, incluido su pasaporte, e igualmente a su hija.

Caso Oscar Pérez

Tras su salida de la Dgcim, el comunicador social, Isnardo Bravo, precisó que “en ningún momento hubo trato abusivo” por parte de los funcionarios policiales y acotó que tenía una alerta silenciosa desde el mes de febrero de este año.

“La investigación es sobre Oscar Pérez, no puedo dar declaraciones sobre la investigación“, resaltó al tiempo que no tiene prohibición de salida del país.

Comentó que si lo hubiesen llamado antes, “hubiese ido a declarar, soy periodista, no tengo nada que ocultar y esconder” y agregó que sí le generó algo de molestia lo ocurrido en Maiquetía.

Resaltó que todo lo que escribe lo hace a través de su cuenta en la red social Twitter: “No tengo cuenta paralela. Estoy tranquilo, les dije que si quieren que vuelva a declarar que me llamen, lo volvería hacer, no tengo nada que esconder”.

Resaltó que “no me retuvieron el pasaporte, está vigente. La muchacha del Saimen en el aeropuerto me trató muy respetuosamente. Me hicieron firmar una caución para no dar declaraciones sobre el caso, me llamaron como testigo no como imputado”.

Comments

Comments are closed.