Luego de las medidas económicas anunciadas por el presidente Nicolás Maduro hace un mes, algunos locales y restaurantes han cerrado sus puertas, aunque unos cuantos de manera temporal.

Por ejemplo, en las redes sociales se especuló que el Lee Hamilton, ubicado en La Castellana, había cerrado definitivamente, sin embargo, Vicente de Armas, cliente y proveedor del restaurante , indicó que el cierre es temporal. “Este restaurante fue uno de los precursores de la post dictadura y abrió sus puertas a la democracia”, dijo a El Universal.

Francisco González, encargado del bufé, anunció que en octubre abrirían. “Con la crisis y la desaparición de carne, no podíamos seguir operando, por esto se están haciendo unas remodelaciones para abrir el próximo mes”, declaró.

Asimismo está la arepera El Tropezón, en Bello Monto, que se espera que abra sus puertas nuevamente porque está remodelando sus espacios. “Lo que se rumora es que por solo tener un baño no cumplían con los requisitos de sanidad, pero tampoco tenían como pagarle el sueldo a sus empleados, así que no sé si vuelva a abrir”, señaló Franklin Meneses, un vecino.

Pero, hay otros negocios que cerraron sus santamarías, como es el caso de otra arepera ubicada en el mismo sector, como Tostadas de Bello Monte, que según uno de los trabajadores vecinos del local, “quebró” porque no hallaban como mantenerse con los altos costos.

En La Candelaria son varios los locales cerrados, entre esos, Bar Basque.

Comments

Comments are closed.