Veinte exagentes de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) fueron condenados en Chile a penas de entre 100 días y 17 años de cárcel por los asesinatos de una decena de opositores en el marco de la denominada “Operación Cóndor” de coordinación represiva entre regímenes militares sudamericanos en décadas pasadas.

El juez especial sobre causas de derechos humanos Mario Carroza “condenó a 20 exagentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA)”, la policía secreta del régimen de Pinochet, “por su responsabilidad en los secuestros calificados” de una decena de opositores, indicó un comunicado del Poder Judicial de Chile.

Los crímenes se produjeron en el marco del denominado Plan Cóndor, una operación de coordinación entre las dictaduras de Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay, Uruguay y Chile durante las décadas del setenta y el ochenta.

Los exagentes Christoph Willike Floel y Raúl Iturriaga Neumann fueron condenados a 17 años de presidio por su responsabilidad en los hechos, siendo esta las penas más altas. Otros cinco exfuncionarios de la DINA recibieron 15 años y un día de presidio, dos fueron condenados a 10 años, tres a 7 años de cárcel, y otros cuatro a 5 años de presidio.

Finalmente, cuatro agentes deberán ir a prisión entre 100 y 301 días. Otros 30 exagentes de la DINA fueron absueltos, indicó el Poder Judicial.

“En el aspecto civil se acogió la demanda presentada por familiares de las víctimas, condenando al Fisco a distintas indemnizaciones”, agregó. AFP

Comments

Comments are closed.