Tres mexicanos que habían sido condenados a la horca en Malasia por cargos de tráfico de drogas obtuvieron la conmutación de la pena por cadena perpetua, informaron hoy las autoridades mexicanas.

Los mexicanos obtuvieron el perdón del sultán del estado de Johor en Malasia “como resultado de un largo proceso de trabajo e intenso diálogo” entre Gobiernos, dio a conocer en un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores de México.

Los tres hermanos, oriundos del estado de Sinaloa, cuna de varios cárteles de la droga, fueron detenidos en 2008 por la Policía en la ciudad de Johor Bahru en una fábrica de estupefacientes.

En el operativo se confiscaron 29 kilos de metanfetaminas con valor de 15 millones de dólares. La defensa de los mexicanos alegó que ellos sólo hacían labores de limpieza, pero en 2012 fueron condenados a la pena de muerte por narcotráfico.

El Gobierno mexicano realizó desde entonces múltiples gestiones diplomáticas para evitar que terminaran en la horca, por rechazo en general a la pena de muerte “sin prejuzgar la posible culpabilidad o inocencia de los acusados”. DPA

Comments

Comments are closed.