El exgobernador del sureño estado Amazonas Liborio Guarulla conversó en exclusiva con Sumarium a propósito de las lluvias e inundaciones que hacen estragos en el oriente y sur de Venezuela.

Explicó que Amazonas está siendo afectado desde finales de abril, cuando comenzaron las fuertes lluvias, y más intensamente desde junio, cuando “ya se habían empezado las inundaciones en los municipios que son cabeceras de los grandes ríos” y se produjo “una de las más grandes inundaciones de los últimos dos siglos”.

Más de 20.000 familias han sido afectadas solo en esa jurisdicción, con “comunidades atrapadas, sin posibilidad de salir”, precisó.

Guarulla denunció que el Gobierno nacional, ante los estragos, se negó a declarar la emergencia y “se mostró indolente” tanto para atender la situación como para recibir ayuda internacional, pues no la aceptó.

Sin embargo, apuntó que el Gobierno “al final trató de paliar la situación” dada la repercusión en los medios de comunicación, pero el mismo “no tiene un plan” para recuperar las más de 2.000 viviendas dañadas y la situación de salud de la población, la cual el exgobernador calificó de “dramática”.

Sostuvo además que las inundaciones tienen que ver “con las grandes deforestaciones que han venido haciendo los mineros”.

La oposición tiene que “unirse”

El ex alto funcionario regional aseveró que la oposición, de la cual forma parte, debe “unirse” si quiere estar en condiciones de participar en las venideras elecciones de consejos municipales, programadas para el 9 de diciembre.

“Lo primero que tiene que hacer la oposición es unirse, es tener un proyecto y tener un plan coherente para poder hacer frente al régimen de violencia y de desconocimieno de la Constitución que se viene presentando por parte de este Gobierno. Como está la situación, no se puede participar”, enfatizó.

“El estado Amazonas ha sido parte del esquema de represión por parte de este régimen y del desconcimiento de la participación política democrática”, puntualizó.

Comments

Comments are closed.