El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, señaló este jueves que la crítica “al Gobierno y a otros opositores que piensan distinto no es ni eficiente ni suficiente para que la oposición, como conjunto, salga del hueco negro donde cayó“.

Asimismo, indicó a través de su cuenta en la red social Twitter que su reto inicial “es tener una propuesta y un liderazgo común pese a sus diferencias. Sin eso, no hay nada“.

Sostuvo que mientras los líderes opositores “intentan conectar masas, escépticas y desilusionadas, de manera desarticulada y conflictiva entre ellos mismos, sin propuestas, ni líder unitario, ni mecanismos consensuados para dirimir sus conflictos naturales, su posibilidad de éxito es nula“.

“Sin que ocurra la articulación indispensable entre esa fuerza (claramente mayoritaria), el resultado es que el liderazgo opositor, totalmente disperso y aparentemente perdido, se encuentra en una posición muy comprometedora: Todos empatados en la nada“, explicó.

Por lo que agregó que la población opositora es una clara y contundente mayoría que busca (y merece) cambio económico y político. A lo que añadió que para convertirse en una fuerza real que provoque ese cambio “primero necesitan articulación, reglas de juego comunes para dirimir discensos y liderazgo único que mueva y motive”.

Por último, LVL preguntó militantes de la oposición venezolana: “¿Y qué creen qué pasa si el gobierno fortalece su control social e incrementa la dependencia a su reparto populista mientras que la oposición se pulveriza y sus líderes hablan (y gritan) desarticuladamente (fuera y dentro) con mensajes contradictorios y ataques entre ellos? Dígalo usted”.

 

Comments

Comments are closed.