El presidente de los Estado Unidos, Donald Trump, apeló a su buen humor durante una visita que realizó a la ciudad de New Bern en Carolina del Norte.

Según lo publicado por el Periodista Mark Landler, el presidente norteamericano conversó con diversas personas, pero que cuando se dirigió a la casa que fue afectada por una colisión con un yate para conversar con su dueño, Trump preguntó “¿Es tuya esa nave?”. A lo que el propietario de la vivienda señaló que no, el mandatario se volvió y respondió con una sonrisa: “Al menos conseguiste un buen barco de todo esto [desastre]“.

Luego, agregó que el yate le parecía “increíble” y sugirió que legalmente podría ahora pertenecer a los dueños de la casa. “No saben de quién es el barco”, dijo. “¿Cuál es la ley? Tal vez sea suyo ahora“.

Los comentarios humorísticos del mandatario norteamericano no pasaron desapercibidos para los internautas, quienes lo acusaron de ser insensible ante las trágicas consecuencias del desastre natural.

Comments

Comments are closed.