Tres de cinco mujeres, tras haber recibido órganos trasplantados de una misma donante, murieron de cáncer, según reveló un estudio liderado por el equipo del nefrólogo Frederike J. Bemelmande, del Centro Médico Académico de Ámsterdam, sobre este extraordinario caso.

Se pudo conocer que en el año 2007, una mujer de 53 años de edad murió tras un derrame cerebral, por lo que se donó tanto sus riñones, como sus pulmones, hígado y corazón. Sin embargo, las cuatro pacientes que recibieron sus órganos contrajeron posteriormente un agresivo tipo de cáncer de mama.

Los doctores no se habían percatado que la donante padecía una enfermedad cancerígena a pesar de las múltiples pruebas que se le realizaron, reseñó El Pais.

16 meses después del trasplante una de las receptoras se enfermó. Tras el diagnostico, los médicos le realizaron un examen de ADN, el cual reveló que las células tumorosas malignas procedían del órgano donado.

En ese momento, se alertó a las otras tres afectadas. No obstante, solo una de las cuatro pacientes pudo salvarse. A esta última también le fueron detectadas células de cáncer de mama, pero después de que le extirparan el órgano infectado, se sometió con éxito a un tratamiento de quimioterapia.

Cabe mencionar que expertos aseguran que se trata de un caso muy inusual, ya que la probabilidad de que un donador transmita alguna enfermedad grave a un receptor es de 1 entre 10.000 siendo todavía menos frecuente que la enfermedad transmitida sea oncológica.

Para leer la nota completa, haga clic AQUÍ

Comments

Comments are closed.