Los cortes de electricidad recurrentes, la falta de mantenimiento del sistema de aire acondicionado y la falta de agua en los baños del Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, que sirve a Maiquetía, han hecho que pasajeros y trabajadores pasen horas insufribles, según reseña El Nacional

“Desde hace 15 días se han agudizado los problemas porque desde que hubo los apagones no hay aire acondicionado. Las personas se desmayan”, contó una de las aeromozas de la línea internacional Láser.

Además, asegura que es sofocante permanecer en los pasillos y áreas de embarque y desembarque en la zona adscrita al Ministerio de Transporte Acuático y Aéreo.

“Es una vergüenza que los escasos turistas que llegan al país ni siquiera cuenten con un grifo con agua para lavarse las manos, o que tengan que hacer cola porque funciona solo uno de los ocho instalados”, agregó.

Otro de los problemas que se registran en la terminal aérea es que las operaciones de los vuelos se retrasan, no por responsabilidad de las aerolíneas, sino por limitaciones que se escapan de las manos.

Y es que ingresar en los baños destinados a hombres o mujeres –es indiferente– es la constatación de la suciedad y el descuido que atentan contra la salud de los usuarios.

No hay papel higiénico, ni agua, pero sí malos olores y moscas por todas partes.

“No es posible que una sola persona atienda, durante un turno completo, los dos sanitarios, y que sea un trabajo que le toca hacer a una mujer. Además, solo se usa un poquito de agua para medio limpiarlos porque los insumos químicos son mínimos. Las pocetas estás manchadas y los grifos dañados. Todas las instalaciones se están ranchificando (deteriorando)”, comentó otra trabajadora.

El personal de mantenimiento es escaso e inclusive labora sin guantes, “ni siquiera tenemos un uniforme para identificarnos. Incluso se entra al baño con temor de ser objeto de robo”, dijo indignada.

El pasado viernes cuando comenzó el desalojo y cierre de las agencias bancarias ubicadas en el aeropuerto, la noticia corrió y desagradó a los usuarios del terminal.

“El servicio estaba destinado al personal del terminal y a pasajeros, pero terminó dando atención a clientes externos que colapsaron las sucursales. El lunes, de los 12 cajeros ninguno estaba operativo”, dijo un funcionario de Conviasa, que pidió no ser identificado.

Extraoficialmente les informaron que la orden fue dada desde la Dirección del Instituto Aeropuerto Internacional de Maiquetía.

Desde el pasado jueves el personal del Banco de Venezuela empezó a embalar equipos y documentos. “El viernes estaban cerrados los bancos y los trabajadores fueron asignados a otras agencias en la región”, explicó.

Se prevé que el Banco del Tesoro, el Bicentenario y el Mercantil podrían ser objeto de la misma medida.

“Los trabajadores que aprovechábamos un tiempo libre para buscar efectivo y los pasajeros que requerían de los servicios de estas agencias quedamos a la deriva”, lamentó.

Hasta ayer no había información oficial.

Comments

Comments are closed.